La oposición deja claro al alcalde que el proyecto final del Astoria tendrá que ser aprobado en pleno

Un momento de la sesión de este jueves.
Un momento de la sesión de este jueves. / Salvador Salas

Los grupos de la oposición en la Casona (incluido Ciudadanos) le han recordado al alcalde esta mañana durante el debate sobre el futuro del Astoria que la aprobación definitiva del proyecto en el suelo del antiguo cine tendrá que tener el visto bueno del pleno, un asunto a tener en cuenta toda vez que los grupos han mostrado sus reservas en torno a las intenciones del equipo de gobierno de que la idea ganadora esté inspirada en la que defiende el proyecto ganador del concurso de ideas, es decir, el que han presentado de manera conjunta el estudio de arquitectura de José Seguí y el actor malagueño Antonio Banderas

En este escenario, cabe recordar que una de las potestades del pleno está relacionada con las posibles modificaciones de los planeamientos urbanísticos y con el visto bueno a los grandes proyectos, un requisito que tendrá que contar con el apoyo suficiente teniendo en cuenta que el PP no tiene la mayoría absoluta. Es decir, que la oposición fiscalizará cada paso del equipo de gobierno en la tramitación del proyecto.

En el debate, y como novedad, ha salido adelante con el voto a favor de Ciudadanos que se pueda modificar el PEPRI para encajar un proyecto concreto, aunque el partido naranja ha supeditado este apoyo a que haya un aval por parte de los técnicos, según ha confirmado el viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo. En otro orden de cosas, el voto en bloque de PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos y Málaga para la Gente han sacado adelante la petición explícita que se recogía en varios de los puntos de la moción de Málaga Ahora de que el pliego de adjudicación especificará el cobro de un canon por la concesión del espacio para que compense el desembolso de más de 20 millones de euros que costó la compra del solar original. Asimismo, también ha salido adelante por 18 votos a favor y 12 en contra que el proyecto seleccionado para la concesión aporte los avales suficientes que garanticen la culminación y viabilidad del proyecto.

Desde el punto de visto del debate, todos los grupos de la oposición han recordado al alcalde que la adjudicación “ha de hacerse conforme a la ley”, según ha recordado en la defensa de su moción la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo. Por su parte, la concejal socialista y portavoz del grupo, María del Carmen Moreno, ha lamentado que “en el tema del Astoria no hay consenso” y aunque los suyos no ven con malos ojos el proyecto de Seguí y Banderas ha insistido en que “el proyecto tiene que tener el consenso de todos”. Y ha dejado un último aviso: “Luego vendrán a pedirnos a nosotros que hagamos las modificaciones urbanísticas y seremos los malos”.

Más crítico se ha mostrado el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, quien ha acusado al alcalde que “lleva camino de hacer un Urbanismo de Monopoly” y que el concurso que propone el PP es, en realidad, “un simulacro de concurso”.

Por último, Ciudadanos, que ha dado una de cal y otra de arena al votar de un lado la exigencia de un canon pero de otro la posibilidad de que se modifique el PEPRI, ha mostrado por boca de su viceportavoz, Alejandro Carballo, la “disconformidad toral” de su grupo con la manera en la que se han llevado las cosas.

La defensa del proyecto y de los trámites que impulsa el equipo de Gobierno ha corrido a cargo del edil de Urbanismo, Francisco Pomares, quien ha achacado a los “recelos y envidias” de los grupos de izquierda los reparos al proyecto. “No me extraña que Antonio Banderas dijera que está harto de las declaraciones de algunos políticos”, ha destacado Pomares, quien ha querido dejar claro que “Banderas ha venido a regalar su idea a Málaga con un proyecto que va a enamorar” pero que, a su juicio, “la oposición se lo paga así”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate