El alcalde asegura que el Astoria no será «un traje a medida» pero sí basado en «la idea ganadora»

Recreación de la plaza de La Merced con el proyecto de Seguí y Banderas. :: sur
Recreación de la plaza de La Merced con el proyecto de Seguí y Banderas. :: sur
  • «Tiene que ser coherente con lo que estamos planteando», sostiene De la Torre, que hoy defenderá en el pleno su postura ante las críticas de la oposición

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, tiene claro que el futuro del antiguo cine Astoria no ha de interpretarse «como un traje a medida» para el proyecto ganador del concurso de ideas, pero sí avanza que «la filosofía de la idea ganadora es la que queremos que se desarrolle». Es decir, lo más aproximada posible a la que propone el tándem liderado por los estudios de José Seguí y Mendoza Partida, con el actor malagueño Antonio Banderas y Starlite como promotores y, por lo tanto, «coherente con lo que estamos planteando». En este complejo equilibrio entre el resultado del concurso de ideas y la futura adjudicación del pliego de condiciones definitivo se movió ayer el primer edil durante las comparecencias previas al pleno de abril que se celebrará hoy, toda vez que el propio De la Torre admitía el lunes, durante un encuentro con los protagonistas del proyecto, que las bases de la licitación estarán directamente inspiradas en la idea que proponen Seguí y Banderas.

El regidor insistía ayer de nuevo en esta tesis, consciente de que el asunto del Astoria tendrá hoy un peso sustancial en el debate que tendrá lugar en el salón de plenos: será durante la discusión de la moción urgente que presentó ayer el grupo de Málaga Ahora, cuya portavoz, Ysabel Torralbo, mostró sus reservas en torno al modo en el que el equipo de gobierno pretende llevar a cabo la adjudicación de la parcela, porque -avisó- «estamos haciendo un proyecto que tenga viabilidad económica y que tiene que dar un servicio a la ciudad; no estamos haciendo un casting».

En este escenario de dudas, al que se sumaron en sus turnos de palabra tanto los portavoces del PSOE como de Málaga para la Gente, María del Carmen Moreno y Eduardo Zorrilla, respectivamente, el alcalde de la ciudad quiso insistir en su defensa de que el proyecto tenga detrás una persona con «capacidad de proyección» pero aportando algún matiz: «Será con tal persona como impulsor cultural, estoy diciendo Antonio Banderas u otra, que sea igual o equivalente en capacidad, eficacia e impulso; y también con una empresa como es Starlite u otra equivalente, con capacidad, experiencia y gestión». Y zanjó el debate, que hoy tendrá la segunda parte de este nuevo capítulo, con una declaración de intenciones que extendió a todo su equipo de gobierno: «No queremos hacer otra cosa que no sea absolutamente limpia y competitiva».

Pero esa ‘limpieza’ no la tienen tan clara desde las filas de Málaga Ahora; de hecho Ysabel Torralbo se preguntó de modo irónico «cómo se va a medir el grado de ‘banderismo’: ¿quién tiene el punto uno o diez, cómo se va a valorar?», añadió poco antes de hacer su propia ‘quiniela’: «Si Paz Vega tiene el cuatro, María Barranco el cinco o Chiquito el diez...». La portavoz de la formación se mostró muy crítica con la forma de proceder del alcalde en el asunto del Astoria no sólo porque «hay que ajustarse a la ley», sino porque «hay que buscar sobre todo la viabilidad económica», dijo aludiendo a problemas recientes en este sentido como el del Mercado de la Merced o el proyecto del hotel de Rafael Moneo en Hoyo de Esparteros con la promotora Braser.

En la misma línea, la portavoz socialista, María del Carmen Moreno, sostuvo que el alcalde «se está equivocando en el planteamiento (del Astoria)». A su juicio, el problema no está tanto en el proyecto que defienden Seguí y Banderas, «que puede ser bueno para la ciudad» -dijo-, sino en las declaraciones que De la Torre ha realizado en los últimos días, «porque siembran dudas» en torno a la propuesta ganadora en el concurso de ideas. Por eso Moreno rechazó de plano «el traje a medida para nadie», e insistió en cambio en la idea de que el futuro pliego de condiciones para la adjudicación de la parcela «tiene que verse donde tiene que verse, que es dentro de los organismos y con el máximo consenso posible y la máxima transparencia y participación».

«Iniciales por A y por B»

Y si Ysabel Torralbo aludía en su comparecencia al ‘grado de banderismo’ que se iba a exigir en la convocatoria, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, quiso añadir su reflexión cómica sobre esas semejanzas que el alcalde busca entre el concurso de ideas y el proyecto final: «Falta ponerle (al pliego) que se valorará que las iniciales empiecen por A y por B -en referencia a Antonio Banderas-, así que más a medida imposible».

Por último, Ciudadanos se mostró más cauto en su crítica a la forma de proceder del regidor, aunque su viceportavoz, Alejandro Carballo, recordó que su formación ya criticó en su momento «que el concurso (de ideas) no fuese vinculante, porque nos hubiéramos ahorrado todo este tipo de suspicacias o confrontación que pueden surgir a partir de ahora».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate