Diario Sur

El temporal causa daños en las playas y el aviso naranja se extiende hasta el sábado

fotogalería

Efectos del temporal de este jueves. / Salvador Salas

  • Durante la jornada, los servicios municipales han tenido que ayudar a sacar de la arena a un grupo de vehículos y autocaravanas

El temporal de viento y olas que está afectando al litoral malagueño ya ha causado los primeros daños en las playas de La Malagueta y La Caleta los Baños del Carmen, donde la extensión de la playa aparece en estos momentos mermada, aunque habrá que esperar hasta que amaine para evaluar sus repercusiones. Grupos de surfistas están aprovechando el estado del mar para navegar con sus cometas.

Noticias relacionadas

Lo peor se está viviendo en Sacaba, donde un grupo de coches y caravanas han quedado atrapadas en la arena por la subida del nivel del agua. La Policía Local y los servicios municipales tratan de ayudarlos.

El paseo marítimo de Huelin ha vuelto a quedar completamente anegado de agua a la altura de donde estaba el antiguo chiringuito El corral de la Pacheca. El Ayuntamiento ha cortado los accesos al arenal dado que este ha desaparecido por completo en una extensión muy amplia que llega hasta el chiringuito Pedro Gutiérrez. Hay que tener en cuenta que la estabilización de esta playa depende de la Autoridad Portuaria, que ha planeado en las próximas semanas un vertido de hasta 15.000 metros cúbicos de arena.

En La Caleta el nivel del agua llega casi hasta el muro del paseo marítimo y en La Malagueta también se deja sentir aunque con menos intensidad que en la anterior ocasión, en marzo.

En Sacaba Beach y en Huelin se han formado marismas en el arenal y el oleaje ha llegado hasta los pies de los chiringuitos.

Desde la Subdelegación informan de que los técnicos de Costas están evaluando la situación sobre el terreno, aunque recuerdan que este episodio se prolongará hasta el sábado, que será el momento de analizar el alcance real de los daños.

La playa de los Baños del Carmen ha desaparecido casi por completo, tal y como ocurrió en la anterior ocasión, en mayo. Las olas saltan por encima del muro del paseo marítimo y llegan hasta la entrada al antiguo balneario, que mantiene su terraza cerrada y completamente anegada, como viene siendo habitual cada vez que hay una situación de levante como esta.

En el balneario dicen los trabajadores que nunca habían tenido tantos temporales fuertes tan seguidos como este año. El mar se ha vuelto a quedar a las puertas del salón, que está rodeado de sacos terreros y barreras para frenar el agua. El establecimiento está abierto al público (sólo dentro), aunque se han anulado todas las reservas para el día. Si la situación se prolonga hasta el sábado, como está previsto, hará mucho daño porque hay varias reservas para comuniones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate