«Si el método tradicional nos lleva al fracaso, ¿por qué seguir con lo mismo?»

El profesor e inspector Jaime Martínez ha desarrollado este sistema y, aunque jubilado, no deja de impartir cursos por toda España
El profesor e inspector Jaime Martínez ha desarrollado este sistema y, aunque jubilado, no deja de impartir cursos por toda España
  • El profesor e inspector Jaime Martínez ha desarrollado este sistema y, aunque jubilado, no deja de impartir cursos por toda España

El profesor e inspector jubilado Jaime Martínez Montero es el ‘padre de la criatura’. Su tesis doctoral fue sobre la didáctica de las Matemáticas y tiene varios libros publicados sobre la materia, el primero en 1984. De esta experiencia laboral y de sus propias investigaciones surge el método ABN, acrónimo de Aprendizaje Basado en Números, que comienza a difundir en el año 2000 y que se aplica en un colegio gaditano en el curso 2008/09. Ocho años después se imparte por centros de toda España y otros países y calcula que lo siguen unos 200.000 estudiantes. La editorial Anaya ya dispone de libros y material para estudiar este método desde Infantil a sexto de Primaria.

Jubilado desde hace un par de años, Martínez Montero no deja de impartir charlas y conferencias para enseñar a otros profesores esta metodología. Además de su sencillez y la facilidad con la que los niños y niñas aprenden, y de los buenos resultados que está dando, hay una razón que tiene una lógica aplastante: «Si el método tradicional de enseñar las Matemáticas nos lleva al fracaso, ¿por qué seguimos insistiendo en lo mismo? ¿por qué no probar otros métodos?», se pregunta. Pero es que con los algoritmos ABN «los estudiantes pierden el miedo a las Matemáticas, se trabaja desde un ámbito de cercanía, cambiamos toda la metodología del cálculo, que se hace más intuitiva, el resultado es un aprendizaje natural y cercano, entienden lo que hacen, les gusta y Matemáticas pasa a ser una de sus asignaturas favoritas», afirma.

Los niños lo aprenden con facilidad, pero los profesores tienen que formarse de manera específica. En este sentido, agradece el apoyo de la Consejería de Educación, que a través de los centros de profesores ha ayudado a la difusión de esta metodología. «Sin su ayuda, sin la difusión que hemos conseguido a través de los centros de profesores, no habríamos llegado a este punto, con cientos de colegios implicados y más de 200.000 estudiantes que aprenden Matemáticas de una manera diferente». La difusión y conocimiento de los algoritmos ABN «lleva su velocidad», y aunque la población escolar en España se acerca a casi 5 millones en Infantil y Primaria, asegura que en un plazo de 5 a 8 años casi todos estarán trabajando con este nuevo método.

El método ABN se puede impartir desde Infantil a Primaria. Por esto una de las dudas de los padres es cómo resulta el tránsito de estos estudiantes a la Secundaria. En este sentido, Martínez Montero asegura que los primeros alumnos de este método están llegando a Secundaria, y que las noticias sobre sus resultados «son muy positivas. Llevan un nivel excelente y sus notas son muy buenas», afirma. También tranquiliza respecto al cambio de metodología en el caso de que los profesores sigan o no el método. «El tránsito de uno a otro se produce con gran naturalidad y sencillez», asegura Martínez Montero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate