La lona que tapa la fachada principal del Astoria se desprende aunque no se suelta del marco

La lona que tapa la fachada principal del Astoria se desprende aunque no se suelta del marco
/ Álvaro Cabrera
  • Urbanismo llama de urgencia a una empresa de trabajo vertical para que fije la tela con las cuerdas que se han roto

El edificio de los antiguos cines Astoria-Victoria sigue en el centro informativo de la ciudad. Estos días se ha conocido la propuesta que ha ganado el concurso de ideas, que no es otra que la que propugna el arquitecto José Seguí, autor de la Torre del Puerto, junto con el estudio Internacional Mendoza Partida MX_SI (con sede en Barcelona) y con el respaldo económico de Antonio Banderas y de la productora de eventos Starlite. Precisamente esta propuesta, junto a las nueve que estaban entre las diez ganadoras, están actualmente expuestas en un tablón de anuncios que está justo debajo de la fachada principal del Astoria.

En ese lateral del edificio, precisamente, ondeaba ayer a placer parte de la lona que Urbanismo encargó para disimular la fealdad del inmueble abandonado desde hace años. La tela se movía por el lateral derecho porque se ha soltado de las cuerdas que la enganchaban a la estructura de aluminio que se colocó para poder soportarla.

Ayer había cierta inquietud vecinal por este asunto, ya que pudiera ser peligrosa su caída, más que nada porque pudiera arrastrar al marco en el que se sostiene. Consultado el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, sobre este particular, explicó que la Gerencia ya se ha puesto con una empresa de trabajo vertical para que vuelva a colocarlo, y que se hará cuanto antes. Además, subrayó que el pequeño desprendimiento no es peligroso porque no afecta al marco.

Lo cierto es que no pocas veces han tenido que actuar el Real Cuerpo de Bomberos de Málaga en el edificio, primero para apear toda la estructura de luminarias que había en el lateral que da la calle Victoria, así como más tarde cuando tuvieron que sanear la cornisa del edificio ante el riesgo de desprendimientos en marzo de 2016.

Las última actuación para mantener su estructura fue el pasado mes de octubre de 2016, en la que se cubrieron de andamios las fachadas y se tuvo que reforzar el suelo y el techo de los balcones. En enero de este mismo año también se tapió la entrada del cine para hacer desistir a los indigentes de que se situaban allí tras las protestas vecinales por la imagen ofrecida y el mal olor que desprendía la zona, según explicó el Ayuntamiento. El ruinoso edificio de los cines necesita ya un cambio de película.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate