Los procesados por el robo de droga en el puerto niegan que estuvieran en Málaga ese día

Los procesados durante la sesión del juicio, que tuvo lugar ayer en la Ciudad de la Justicia. :: ñito salas
Los procesados durante la sesión del juicio, que tuvo lugar ayer en la Ciudad de la Justicia. :: ñito salas
  • Tres de ellos, a los que la Guardia Civil de Tráfico paró, aseguran que el fin de semana del golpe estuvieron en Sevilla

Considerado como el robo del siglo para muchos, ayer se sentaron en el banquillo de los acusados los cinco procesados por este caso, en el que una banda de ladrones se coló en el recinto del puerto de Málaga y sustrajo 162 kilos de droga del depósito oficial donde se almacenaban los alijos intervenidos por las Fuerzas de Seguridad del Estado. Los hombres imputados se enfrentan a penas que suman casi 90 años de cárcel por delitos de tráfico de drogas, robo con fuerza en las cosas, pertenencia a grupo criminal y uso de documento oficial falso.

Los procesados llegaron al juzgado ante una gran expectación mediática para responder por estos hechos ante los magistrados de la Sección Novena de la Audiencia Provincial. Sus defensas tomaron la palabra en los primeros momentos del juicio para alegar vulneración de derechos fundamentales de sus representados, entre otros aspectos. Así solicitaron la nulidad de diversos autos relacionados con cesión de datos de compañías telefónicas respecto a los detenidos y de cámaras de seguridad.

Tras ello llegó el turno de los procesados. Aseguraron que no se encontraban en Málaga cuando ocurrieron los hechos, explicando la mayoría de ellos que solían acudir a la provincia para veranear, pero que nunca han estado en el puerto de la capital.

Tres de ellos explicaron que sí se vieron en Málaga antes del robo. Fue en agosto de 2011, cuando precisaron que habían quedado para comer un día ya que son amigos de Madrid y habían coincidido veraneando en la provincia, aunque negaron haber estado cerca de la zona portuaria.

Horas más tarde del robo de droga en el puerto, en noviembre de ese año, tres de ellos fueron identificados en la provincia de Sevilla cuando iban en un vehículo marca Mazda. Al respecto, manifestaron que habían pasado el fin de semana en la citada localidad y que habían coincidido con el conductor, también acusado, por lo que aprovecharon para subirse juntos a Madrid, donde todos vivían.

En cuanto a los hechos, la fiscal afirma en su escrito de calificación provisional que los acusados formaban parte de un grupo criminal que se dedicaba de modo habitual al robo, no solo en Madrid, donde todos ellos residían, sino en cualquier punto del país donde fuera conveniente para sus intereses. Apunta que funcionaban como grupo desde 2005, aunque su número de integrantes variaba en función del objetivo, el momento y el lugar donde decidieran actuar.

Los cinco hombres, junto con otras personas que no pudieron ser identificadas, se trasladaron a Málaga el 11 de noviembre de 2011 y durante la madrugada y tarde del día 12 «acudieron a la zona del puerto para examinar el lugar y todo los movimientos que tenían planificados», asegura la fiscal.

Sobre las 05.20 horas del día 13, desde el Ministerio Público se afirma que los procesados inutilizaron el sistema de vigilancia del perímetro exterior y penetraron en el almacén rompiendo la cerradura principal. Una vez dentro del depósito -apunta- en dos horas se llevaron un total de 162 kilos de droga, de los que 133 eran de cocaína.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate