Diario Sur

Los perros que no tengan registrado su ADN no podrán acceder a parques caninos

El ADN permitirá multar a quienes no recojan los excrementos.
El ADN permitirá multar a quienes no recojan los excrementos. / SUR
  • Los dueños de los canes se exponen además a multas de 500 euros

El dueño de un perro que no registre el perfil genético de su mascota en Málaga capital no sólo estará expuesto a una multa de hasta 500 euros, también tendrá prohibido hacer uso de los parques caninos. La regulación de estos equipamientos municipales figura en la nueva ordenanza de Bienestar, Protección y Tenencia Responsable de Animales, que ayer fue aprobada por la comisión plenaria de Sostenibilidad Medioambiental y que una vez ratificada por el Pleno la próxima semana entrará en vigor en cuanto salga publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) a lo largo del mes de abril.

La nueva normativa contempla que los parques caninos sólo podrán ser utilizados por las mascotas que estén identificadas y censadas (microchip y registro de ADN), además de vacunadas y desparasitadas, debiendo portar el propietario la documentación acreditativa correspondiente. Del mismo modo, también se prohíbe el uso de estas instalaciones para el entrenamiento de perros si se hace con contraprestación económica.

Respecto al perfil genético, cabe recordar que una vez que la nueva ordenanza entre en vigor, los dueños tendrán un plazo de seis meses para pasarse por una clínica veterinaria e incluir el perfil genético de su mascota en un banco municipal. A través de esta información, el Ayuntamiento podrá sancionar a quienes abandonen a sus animales así como a quienes no recojan los excrementos caninos.

La otra gran novedad que traerá consigo la ordenanza es que las mascotas podrán acceder a espacios públicos siempre que no haya una prohibición expresa previa autorización administrativa, así como en los autobuses urbanos y el metro.