Diario Sur

La Diputación exige a la Junta que se implique en el centro de discapacitados

Francis Salado y Francisco Delgado Bonilla (PP) repasan con Teresa Pardo (C's) una de las mociones. :: sur
Francis Salado y Francisco Delgado Bonilla (PP) repasan con Teresa Pardo (C's) una de las mociones. :: sur
  • El pleno acuerda pedir al gobierno regional que asuma la atención de los pacientes y que la institución mantenga el centro Guadalmedina tras la denuncia del PSOE

La situación de los enfermos, los trabajadores y las propias instalaciones del Centro Guadalmedina, que atiende a 35 personas con discapacidad psíquica, se convirtió ayer en el principal asunto de debate en el pleno ordinario de la Diputación tras la denuncia pública el mes pasado por parte del grupo socialista del «estado indigno» -en palabras de su portavoz, Francisco Conejo- en el que se encuentra este centro asistencial dependiente de la institución. Se adivinaba ya entonces que las quejas de los grupos de izquierda por esta gestión se escucharían alto y claro en el pleno correspondiente; y así fue con la presentación conjunta de una moción firmada por PSOE, Málaga Ahora e IU en la que exigían que este «servicio público», que a su juicio debe seguir en manos de la Diputación, se prestara «en las condiciones adecuadas para enfermos y trabajadores», tal y como recordó la diputada de IU, Teresa Sánchez.

Pero al pleno de ayer no sólo llegaron las propuestas de mano de los grupos de izquierda. También por parte del PP y de Ciudadanos se elevaron sendas mociones parecidas en la forma pero con alguna diferencia de fondo en los matices que incluso llegó a provocar cierta confusión en la sala. En esencia, el equipo de gobierno defendía, de boca de su diputada Lourdes Burgos, «el inicio del estudio y tramitación administrativa y jurídica para la cesión del Centro Guadalmedina a la Junta de Andalucía» y recordaba además que es el gobierno regional el que tiene la competencia de este servicio en virtud «de la Ley de Dependencia» pero que «en esto también mira para otro lado».

No hubo reprobación

Ciudadanos, sin embargo, propuso un camino intermedio entre la petición de los grupos de izquierda de que la institución supramunicipal siga asumiendo tanto los cuidados de los enfermos como el mantenimiento del edificio y la del PP, que quiere emprender los trámites para que todo pase a manos de la Junta: a juicio de la diputada 'naranja' Teresa Pardo, que defendió este reparto de responsabilidades que finalmente salió adelante con el voto a favor del PP, la Junta «tiene que asumir su competencia con la atención a los 35 usuarios en aplicación de la Ley de Dependencia» pero es a Diputación a quien corresponde el mantenimiento de las instalaciones. Este último punto salió adelante por unanimidad; no así el compromiso por parte del equipo de gobierno de no externalizar servicios ni la reprobación de la diputada responsable del área, Lourdes Burgos, que en otro momento del pleno tuvo un violento cruce dialéctico con el portavoz socialista, quien le acusó de «traidora» por su condición de diputada por Mijas y al hilo del 'caso Mijas', destapado por SUR la semana pasada. «¡Usted no me va a dar lecciones de NA-DA!», le respondía visiblemente alterada Burgos, devolviéndole un sonoro «cobarde» a Conejo.

Tampoco le faltó intensidad al debate sobre el Consorcio Provincial de Bomberos, cuyos miembros hicieron valer con su presencia el malestar del cuerpo por la situación de la plantilla y la escasez de medios económicos y materiales de este servicio público esencial. De nuevo, las mociones llegaban (casi) por repetido, con dos de Málaga Ahora y una de IU para la Gente a la que se añadieron mociones del resto de grupos. En este caso, el rifirrafe estuvo entre socialistas y populares: los primeros acusaban al equipo de gobierno de «gestión nefasta», mientras que el presidente del CPB, el popular Francisco Delgado Bonilla, aludía a la «herencia recibida» por parte de los anteriores gobiernos del PSOE. No osbtante, la votación puso sobre la mesa que hay acuerdo suficiente (y unánime) para que a lo largo de este mes se debata la posibilidad de que el remanente positivo de tesorería, a través de los expedientes oportunos, dote de manera urgente de un presupuesto a este organismo. Tendrá que esperar, sin embargo, la implementación de un plan para adquirir y renovar equipamiento, material y vehículos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate