El pleno de Diputación exige a la Junta que cumpla sus competencias con el Centro Guadalmedina

Elías Bendodo, durante el pleno
Elías Bendodo, durante el pleno / Sur
  • Ciudadanos vota en contra de la cesión absoluta del centro al gobierno regional y saca adelante la petición de que la institución provincial asuma las reparaciones del espacio

Las previsiones sobre el papel se han cumplido esta mañana en el salón de plenos de la Diputación, donde efectivamente el asunto del Centro Guadalmedina, que atiende a 35 personas con discapacidad intelectual, se ha convertido en el centro del debate político a pesar de que todos los partidos compartían que el asunto no debe convertirse en un arma política. Pero así ha sido, de hecho el debate ha sido uno de los más encendidos de la mañana en la sala de plenos. Y además con cierta confusión a la hora de la votación, ya que tanto el PP como Ciudadanos han sumado su fuerza para exigir a la junta de Andalucía que asuma su competencia con este centro, pero con diferentes matices. Esas diferencias, que desde el grupo naranja se defienden como "de peso" han creado cierta sensación de contradicción cuando los populares han apoyado la moción de Ciudadanos en la que se exigía a la junta de cumpliera pero sin embargo el partido naranja no ha respondido del mismo modo -de hecho han votado en contra- en un texto que (casi) todos entendían como más que parecido.

Las explicaciones las ha aportado en este caso la diputada del partido naranja, Teresa Pardo, que ha querido aclarar que mientras los populares pedían en su escrito que se inicien los trámites de estudio para que "ceder" íntegramente la competencia a la junta, Ciudadanos propone "que cada uno asuma su competencia": esto es, que el gobierno regional asuma la atención de los usuarios "en el marco de la Ley de Dependencia" pero que el mantenimiento del centro sea asumido por la propia Diputación.

En el otro extremo del debate se han situado el PSOE, Málaga Ahora e IU, que han exigido que el servicio siga en manos de la Diputación como "público cien por cien" y que no se externalicen servicios como el de la limpieza. "Es una vergüenza que la Diputación tenga dinero para la plaza de toros y en cambio no lo tenga para la atención de los discapacitados", ha dicho el portavoz socialista, Francisco Conejo, una reflexión a la que se han sumado Rosa Galindo (Málaga Ahora) y Teresa Sánchez (IU), quien ha defendido de nuevo que la atención a estos pacientes "tiene que ser un derecho y no fruto de la caridad".

Tras el intenso debate, los diputados populares han votado a favor de la moción de Ciudadanos (no ha sido el caso de los grupos de izquierda) pero se han quedado solos en la defensa de la suya, de modo que el acuerdo del pleno insta a que "cada institución asuma su competencia", en palabras de la propia Pardo, que ha añadido además que el texto de Ciudadanos "es mucho más amplio y ambicioso". Es decir, el pleno insta a la Junta a asumir la gestión en el marco de la mencionada ley de Dependencia pero también aprueba la petición al equipo de gobierno de la Diputación "a la reparación inmediata de todas y cada una de las deficiencias físicas del edificio establecidas en las correspondientes actas de inspección y a cubrir las plazas de administrativo y de operador de mantenimiento".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate