Las agresiones a los médicos de la sanidad pública se triplican en un año en Málaga

Las agresiones a los médicos de la sanidad pública se triplican en un año en Málaga
  • Los 25 casos registrados en 2016 solo son una pequeña parte de las situaciones violentas que padecen los facultativos del SAS

Las agresiones sufridas por médicos de la sanidad pública malagueña se triplicaron el año pasado. Así, se pasó de las siete contabilizadas por el Colegio de Médicos de Málaga en 2015 a las 25 denunciadas en 2016. De ellas, cinco fueron agresiones físicas con lesiones y las 20 restantes, verbales (amenazas e insultos). El presidente del Colegio de Médicos, Juan José Sánchez Luque, ha alertado este miércoles en una rueda de prensa que ha habido un repunte de las agresiones a los facultativos de la sanidad pública en el ejercicio de su profesión y ha dejado claro que los casos denunciados son solo la punta del iceber, ya que el número total de agresiones es mucho más elevado.

De esas 25 agresiones registradas, 18 fueron a hombres y siete a mujeres. Todas se produjeron en la sanidad pública. El tramo de edad mayoritario de la víctimas fue de 46 a 55 años y la mayoría se produjeron en atención primaria, es decir, eran médicos de familia. Los datos han sido ofrecidos con motivo de celebrarse mañana el Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios. 'Contra las agresiones, tolerancia cero', es el lema elegido

En la rueda de prensa, junto a Sánchez Luque, han estado el presidente del Sindicato de Médicos de Málaga, Antonio Martín Noblejas; el director de la Asesoría Laboral del citado colegio profesional, el psiquatra José Miguel Pena Andreu, y el jefe de la asesoría jurídica del colegio, José Enrique Peña. Los médicos afectados por situaciones violentas mientras trabajan suelen sufrir secuelas psicológicas. La agresión a un facultativo está considerado un atentado a funcionario público y las penas impuestas por los jueces pueden incluso implicar el ingreso en prisión del agresor.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate