Diario Sur

La adopción de perros del Zoosanitario será gratis pese al criterio de los animalistas

El Zoosanitario facilitará la adopción de animales para evitar que sean sacrificados.
El Zoosanitario facilitará la adopción de animales para evitar que sean sacrificados. / SUR
  • El Ayuntamiento correrá con todos los gastos del chip, la esterilización, la vacunación y el futuro test de ADN, que suman más de 50 euros

Los perros y gatos abandonados en el Centro Zoosanitario de la capital se podrán adoptar de manera totalmente gratuita. El Ayuntamiento pretende acabar con los sacrificios mediante la subvención de todos los gastos que ahora tienen que asumir los adoptantes. La medida no ha estado exenta de polémica, ya que los movimientos animalistas alegan que puede fomentar un acogimiento impulsivo y poco responsable, a la vez que recuerdan que un animal de compañía supone gastos veterinarios a lo largo de toda su vida.

La iniciativa aprobada por acuerdo del PP y Ciudadanos supondrá la cobertura municipal de las tasas que conlleva hacerse cargo de un animal abandonado, consistentes en la vacunación antirrábica, la esterilización, la colocación de un microchip (o el cambio de titular) y la realización del test genético (a partir de la entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Bienestar Animal, para combatir la suciedad por cacas en la vía pública). Además, se entregan tras una revisión de un veterinario. Estos gastos ascienden ahora a entre 30 y 50 euros (sin contar el ADN).

Reivindicación ciudadana

Las entidades promotoras de la adopción y la Sociedad Protectora también verán incrementadas las ayudas municipales, para alcanzar el hito del sacrificio cero en la ciudad. En la presentación del acuerdo, ayer, participaron el alcalde, Francisco de la Torre; el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá y el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez.

El edil puso de relieve que existía una reivindicación ciudadana para que este servicio fuera totalmente gratuito y para fomentar las familias de acogida sin coste. Asimismo, aseguró que este departamento hará un seguimiento de cada caso y obligará al adoptante a firmar una declaración responsable, por lo que su incumplimiento puede ser sancionado. En caso de devolverlo no podrá recibir otro animal en dos años. «Se trata de facilitar al máximo la adopción en el Zoosanitario, ser lo más proactivos posible para evitar el sacrificio. Pero la adopción en caliente ya está controlada, nadie se puede llevar un perro en la primera visita».

Jiménez se mostró convencido de que el hecho de no tener que pagar multiplicará las adopciones en las instalaciones municipales y evitará muchas eutanasias. El pasado año se practicaron un total de 547, un 14% menos que el anterior. También desde el grupo de Ciudadanos pusieron de relieve su convicción de que esta medida contribuirá a alcanzar el objetivo del «sacrificio cero».

En cambio, los animalistas creen que la propuesta no es oportuna y se quedará incompleta si no se acompaña de medidas de seguimiento sobre los adoptantes. Para Carmen Manzano, presidenta de la Protectora, es necesario activar un mecanismo de control de los receptores y de concienciación sobre la responsabilidad de los propietarios. Además, reclama que el contrato de adopción incluya una cláusula para que no se puedan regalar y se obligue a devolverlos al Zoosanitario en caso de no querer seguir conviviendo con ellos. También reivindica un registro de personas que ya hayan abandonado animales.

Entre los aspectos positivos del plan, Manzano valora el hecho de que todos los ejemplares se entreguen esterilizados y con el chip, lo que permitirá que a la larga las camadas disminuyan. El Consistorio sufragará las futuras analíticas de ADN de los entregados por esta ONG; se ha aumentado la ayuda municipal y habrá un nuevo parque canino en unos terrenos adyacentes que serán acondicionados por el Consistorio. La adopción de alguno de los 900 ejemplares que son atendidos en el Refugio tiene un coste de 100 euros, con los que se ayuda a su alimentación y cuidados y al pago de las nóminas de nueve trabajadores y tres veterinarios autónomos.

Los acuerdos también contemplan la creación de la figura de la «familia acogedora de animales», un servicio que ya funciona en la Protectora y que será una alternativa a la perrera para aquellos que se encuentren en situación de adopción. Asimismo, se reforzarán las campañas de concienciación sobre la esterilización.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate