Diario Sur

La capital malagueña despega como destino para eventos náuticos de empresas

La Bahía de Málaga gana posiciones como destino de eventos de empresas y excursiones marítimas.
La Bahía de Málaga gana posiciones como destino de eventos de empresas y excursiones marítimas. / SUR
  • Grupos internacionales eligen la Bahía para celebrar convenciones a bordo, fiestas y regatas corporativas para empleados y clientes

La economía azul, ligada al mar, se abre paso en la capital y genera nuevas oportunidades de negocio y de empleo. Junto a las vertientes tecnológicas, medioambientales y de I+D, uno de los sectores que ha adquirido un mayor auge en la Bahía en los últimos años es el de los chárter náuticos. Cada vez más compañías internacionales se fijan en Málaga para celebrar eventos a bordo, tales como reuniones empresariales, convenciones, congresos, fiestas y regatas para sus empleados y clientes.

Entre las empresas referentes de esta actividad está 'Sail and Fun', con base en el puerto pesquero. Dispone de una flota de trece embarcaciones, de entre cuatro y 81 plazas (de cinco a 18 metros de eslora) tanto de motor como de vela. Su plantilla asciende a doce empleados fijos y otros nueve colaboradores, entre tripulaciones y profesores. Su director, Diego Maldonado (hijo del exconcejal del PP en el Ayuntamiento, con quien comparte nombre) pone de relieve que los eventos corporativos son, hoy por hoy, una de las líneas de trabajo «más pujantes». Tanto es así que para determinados encargos de mayor calado deben recurrir a una red de barcos de entidades colaboradoras.

El año pasado 'Sail and Fun' llevó a cabo 26 eventos para otros tantos clientes, y Maldonado hace hincapié en la faceta de formación náutica que demandan los organizadores: «La gente se da cuenta de que todos tienen que trabajar a una, de lo contrario el barco no navega. La vela es el escenario deportivo más parecido a una empresa que me he encontrado en mi vida», afirma.

Grandes corporaciones de Europa, Asia y Estados Unidos, tales como las aseguradoras Allianz y Helvetia, tecnológicas como 'Image Systems', Vodafone, Oracle y la malagueña Aertec, entre muchas otras, han recurrido a estos servicios. En cuanto a las perspectivas de negocio para 2017, Maldonado considera que aún es pronto para evaluarlo, aunque la previsión es mantener la línea de crecimiento: «Ya se han hecho tres eventos, tenemos cerrados otros cinco y hay muchos en negociación encima de la mesa; es un sector en auge», reconoce este experto. La entidad también ofrece la posibilidad de alquilar sus barcos, con los que imparte cursos deportivos y profesionales de la Marina Mercante, ante la creciente demanda de trabajadores en el ámbito náutico.

La urbe también está viviendo un periodo de esplendor en la faceta de turismo netamente náutico. Así lo corrobora Antonio Florán, gerente de Málaga Charter, que organiza excursiones en catamarán para grupos de hasta doce personas. «Está aumentando la demanda de chárter con patrón, Málaga capital está en auge y ya se nota que el extranjero viene a la ciudad», comenta. Tanto es así que este año se quedarán en la Costa del Sol durante el verano, mientras que en los anteriores lo habitual era mudarse a Ibiza. Las salidas van de dos a ocho horas para eventos y fiestas a medida, aunque también se puede alquilar el fin de semana o por semanas. El año pasado crecieron un 10% y este año esperan que sea mejor.

Turismo náutico

En cambio, Florán se muestra crítico con la escasez de puertos deportivos en la ciudad: «Hay una dejadez general hacia las actividades náuticas, sólo están el Club Mediterráneo y El Candado. No hay oferta de atraques y por eso no crecemos más».

Javier Noriega, presidente del Clúster Marítimo Marino andaluz (la plataforma que agrupa a las principales empresas, con sede en la capital malagueña) pone de relieve que hay un importante nicho de mercado para los yates de lujo en el puerto: «Hemos detectado demanda, lo que supondría una oportunidad para el empleo y la industria auxiliar que provisiona a los barcos». Sobre el turismo náutico, apunta: «Tenemos una fachada marítima que enseñar, con paisajes que son muy atractivos para los visitantes».