El aeropuerto de Málaga mantendrá la obligación de esperar a los viajeros en el parking

Los viales de acceso al aeropuerto están en obras para ampliar su capacidad.
Los viales de acceso al aeropuerto están en obras para ampliar su capacidad. / Fernando González
  • Los 'rentacar', minibuses de traslado y vehículos con chófer anuncian acciones conjuntas contra Aena y denuncian el «caos» que se les viene encima

El aeropuerto se enroca y mantendrá la obligación de entrar en el ‘parking’ para la carga y descarga de pasajeros a los particulares, las empresas de alquiler de coches, los minibuses de traslado de los aparcamientos exteriores y los vehículos con chófer. Esta es la conclusión de la reunión que ayer mantuvo la dirección de esta infraestructura con los representes de los colectivos afectados, que anuncian movilizaciones y acciones legales conjuntas contra Aena por una medida que consideran «discriminatoria» ya que, según éstos, existen espacios alternativos.

El problema ha surgido a raíz de las obras para ampliar los viales de acceso, que se han quedado pequeños para absorber el volumen de tráfico que existe. Tras la retirada de las zonas de espera, todos los vehículos particulares y de las empresas citadas tienen que entrar en el ‘parking’ exprés, donde tienen derecho a 15 minutos gratis, aunque si se pasan tendrán que pagar la estancia completa. Ello ha motivado numerosas críticas de ciudadanos y profesionales afectados.

Félix Pinar, presidente de la Asociación Empresarial de Coches de Alquiler (Aeca) criticó ayer la postura «inmóvil» del aeropuerto, a pesar de existir alternativas. Según denunció, los costes operativos van a subir hasta tal punto por el pago del aparcamiento que muchas pequeñas empresas no podrán seguir con la actividad e irán a la quiebra. A su juicio, es imposible entregar los vehículos en sólo 15 minutos. Asimismo, advirtió de que las 300 plazas existentes son insuficientes: «El aeropuerto se va a colapsar y el principal perjudicado será el turista, que se encuentra con un cuello de botella».

Esta patronal y la otra existente en el sector (Aesva) han convocado asambleas de urgencia para hoy para fijar una estrategia conjunta y «seguir dando la batalla»: «El sector del alquiler siempre es el gran afectado en el aeropuerto, frente a otros sectores que no los tocan», afirmó.

«El aeropuerto dice que esto es lo que hay: todos en el ‘parking’ y 15 minutos como máximo», afirmó Ana María García, presidenta de la Asociación de Empresarios Servicio Vehículos de Alquiler (Aesva). Los empresarios llevaron la propuesta de mudarse a la T-1, ahora en desuso, «pero no tienen predisposición a escucharnos». «Estamos frustrados, muchas son pymes familiares que van a desaparecer por no tener ese espacio».

García informó de que se están asesorando legalmente sobre sus posibilidades: «Vamos a agotar hasta las últimas consecuencias, cueste lo que cueste, porque el sector y los clientes lo merecen». La empresaria puso de relieve que la decisión de la dirección del recinto es definitiva y afecta a numerosos colectivos: «Se van a armar caravanas muy fuertes pero no lo quieren ver, lo comprobaremos en Semana Santa».

En este sentido, propuso a todos los afectados que pidan la hoja de reclamaciones cuando se pasen de los 15 minutos y tengan que pagar, para que «se den cuenta de que realmente tienen un problema». «Hay un clamor social en Málaga, la gente está indignada».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate