Diario Sur

El Club Mediterráneo inicia las obras del primer edificio del puerto deportivo

Recreación del primero de los inmuebles de la marina, que tendrá usos deportivos y educativos.
Recreación del primero de los inmuebles de la marina, que tendrá usos deportivos y educativos. / SUR
  • Albergará los barcos de remo que ahora están en una carpa, así como un gimnasio con vistas al puerto y un aula multiusos para enseñanzas náuticas

Se llamará La Marina y será el primer edificio que verá la luz dentro del puerto deportivo del Club Mediterráneo, en el Dique de Levante. La nueva instalación, que se ubicará en la esquina que da al vial del Paseo de Levante, frente a la estación marítima, constará de dos plantas: la inferior se dedicará a hangar de embarcaciones, y la superior, que estará a nivel de calle, con acceso directo, dispondrá de 'hall' y recepción, dos gimnasios y vestuarios. «Tiene varias funciones importantes, ya que albergará los barcos de remo que ahora están en una carpa, habrá un gimnasio con vistas al puerto y un aula multiusos para enseñanzas náuticas», explica el comodoro de la dársena, José Agustín Gómez-Raggio. El jueves se firmará el contrato del pilotaje y comenzara a principios de marzo.

Las obras de esta nueva instalación se prolongarán hasta finales de año y supondrán un coste cercano al millón de euros. El club malagueño financiará las obras con recursos propios, sin necesidad de endeudarse, gracias a la venta de atraques. Gómez-Raggio pone de relieve que más del 60% de los puntos en agua están vendidos, mientras que la primera fase de la marina seca está ocupada al 100%. De hecho, la segunda fase, que duplicará las plazas disponibles en seco, se acometerá justo después del edificio.

La dársena cuenta con unos pantalanes modernos, pilotados al fondo y con sistemas de finger, que facilita las maniobras de amarre y separación de los barcos. Tiene una capacidad total para 113 embarcaciones en el agua, mientras que en seco son 56 barcos a motor de menos de ocho metros de eslora. A ello, se unen los numerosos barcos en tránsito de turistas internacionales. En esta temporada, ya de entrada en la primavera, el promedio es de 2-3 barcos cada semana, mientras que en verano sube hasta 5-6, según el comodoro.

Cambios por las obras

El Club Mediterráneo informó ayer de que, como consecuencia de los trabajos, se acotará la zona afectada: una parte del cantil del pantalán número 4 quedará libre para permitir el acceso al resto de los pantalanes. La sección de Remo se ubicará provisionalmente junto a la puerta de acceso del Muelle de Levante, detrás de la marina seca. Por su parte, la sección de Vela se instalará al principio de dicho muelle, en una zona cercana a la plataforma norte, donde están las rampas de varada para la vela ligera.

El Club Mediterráneo trasladó su centro náutico a estas nuevas instalaciones en agosto de 2014, tras una primera fase en la que se invirtió un millón de euros para la instalación de los pantalanes de amarre, la ejecución de los muelles sur y este sobre las escolleras y la urbanización general del terreno. Actualmente, cuenta además con un bar en la entrada principal y una terraza de verano junto a la bocana, con vistas a toda la ciudad.

Posteriormente, se hará la segunda fase de la marina seca y una cubierta para todo el conjunto. Y por último, el edificio principal, que albergará la capitanía, un restaurante con terraza, el hangar de vela y el foso de remo. Este se acometerá cuando se recauden los fondos necesarios, en el plazo aproximado de 18 meses, con la previsión de terminar todas las obras en 2020. Con casi 144 años de historia, el Club Mediterráneo es el más laureado de España y prevé que las nuevas instalaciones sean un referente a nivel nacional y un salto de calidad para el deporte náutico malagueño.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate