Diario Sur

La calima remitirá a partir de hoy y dejará buen tiempo para el fin de semana

Las calles quedaron ayer cubiertas de barro.
Las calles quedaron ayer cubiertas de barro. / Fernando González
  • La fuerte densidad de polvo sahariano en suspensión eleva los niveles de contaminación de la ciudad, aunque sin llegar a ser un riesgo

La calima, esa densa nube de arena sahariana que cubre buena parte de la provincia, tenderá a desaparecer a partir de hoy, aunque el cambio de tiempo se notará sobre todo el sábado, cuando el cielo se volverá a aclarar. Tal y como predijo el Centro Meteorológico de Aemet, las precipitaciones fueron ayer en forma de barro en la capital y en numerosos puntos de la Costa, aunque de poca consideración y nada que ver con lo ocurrido el pasado domingo, cuando esta misma Depresión Aislada en Niveles Altos (Dana) causó fuertes inundaciones en la zona Centro y Este de la ciudad.

La fuerte densidad de polvo en suspensión ha llevado a superar los niveles de contaminación por partículas admisibles en los puntos de medición de la urbe, especialmente el miércoles, cuando se llegó hasta un 50% por encima del límite (750 microgramos por metro cúbico frente a 500, que es el tope).Aunque el ambiente estaba muy cargado no llegó a ser un riesgo para la salud, según explicaron fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, porque este contaminante se valora en función del tiempo de exposición, basado en un promedio sobre intervalos de diez minutos.

Si la situación hubiera sido más prolongada se habría tenido que declarar la alerta (como ha ocurrido en ocasiones recientes en Madrid), pero fueron sólo momentos puntuales, y por tanto asumibles por el sistema atmosférico. Finalmente, la lluvia contribuyó a limpiar el aire, al hacer que las partículas quedaran depositadas en el suelo. Junto con los vientos locales, que están empujando a la nube fuera de la provincia.

Las precipitaciones de ayer, las últimas del episodio de la Dana de febrero, dejaron hasta 22 litros por metro cuadrado en algunos puntos de la capital. Así ocurrió con la depuradora del Atabal, que es el pluviómetro que ha recogido el mayor registro, según los datos de la red Hidrosur de la Junta; sobre todo tras el aguacero que ocurrió hacia las 15.00 horas, y que motivó un aviso de nivel amarillo por parte de Aemet. También cayó con cierta intensidad en Cañete la Real (19 litros) y en Cuevas del Becerro (15 litros). En el Centro de la capital apenas se recogieron nueve litros en el Palacio de la Tinta. Lo mejor es que ha llovido en la cuenca de los embalses, que ganarán reservas con las escorrentías a lo largo de las próximas horas. Así ocurrió en la presa del Guadalteba (15 litros), la del Conde del Guadalhorce (15) y la zona de La Encantada (15). También será beneficioso el líquido recogido en el azud de Aljaima, una pequeña presa en el río Guadalhorce que abastece a la capital (13).

Aemet prevé para hoy cielos nubosos con probabilidad de precipitaciones ocasionales, que podrían ser de barro a primeras horas, y que remitirán por la tarde. Las temperaturas subirán en el litoral hasta marcar máximas de entre 21 y 23 grados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate