El alcalde defiende que los sobrecostes de Art Natura fueron necesarios por la seguridad del edificio de Tabacalera

El alcalde defiende que los sobrecostes de Art Natura fueron necesarios por la seguridad del edificio de Tabacalera
  • Bendodo reconoce que habló con el regidor para intentar salvar el proyecto porque le parecía "bueno"

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha defendido hoy por activa y por pasiva que los sobrecostes en el proyecto de Art Natura fueron necesarios por la seguridad del edificio de Tabacalera. Ante los reiterados intentos de la oposición de poner de relieve que la obra de rehabilitación costó y se demororó mucho más de lo necesario por la ineficacia de la gestión del equipo de gobierno, el regidor afirmó que el presupuesto se multiplicó (cinco millones de euros más) por la necesidad de hacer un micropilotaje para garantizar la estabilidad del inmueble histórico, y ante la previsión de que por ese espacio pasaran miles de visitantes. De hecho, De la Torre aseguró, en la última sesión de la comisión de investigación sobre el fiasco del museo de las gemas, que esos trabajos han sido muy útiles ahora, cuando la antigua fábrica de tabacos alberga varios museos, como el ruso y el del automóvil y numerosas sedes administrativas. A ello, añadió que la obra de reforma para adaptar parte del espacio al museo ruso fue barata porque ya se había invertido el grueso anteriormente.

A la pregunta directa del concejal de Ciudadanos Alejandro Carballo, sobre si se arrepiente de haber impulsado esta iniciativa, De la Torre contestó: "Nos ha dado dolores de cabeza, a las pruebas me remito; es un proyecto fallido, no es para estar contento", aunque volvió a insistir en que "el camino recorrido en obras no fue dinero tirado sino utilizado". El alcalde también negó tajantemente que la concesionaria, Royal Collections, hubiera pagado gastos de su campaña electoral ni del PP; ni hubo uso electoralista de esta iniciativa. La oposición insistió en que se produjeron sobrecostes injustificados en las obras, que supusieron una inversión de 28 millones de euros de las arcas municipales y con retrasos injustificados que finalmente dieron al traste con el museo e iniciaron un reguero de acusaciones y de demandas cruzadas entre el promotor, Fulgencio Alcaraz, y el Consistorio.

El presidente del PP y de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, que en aquel entonces era concejal de Turismo, también compareció esta mañana. A la pregunta de María del Carmen Moreno, sobre si intercedió ante el alcalde en favor de Royal Collections cuando ya se apuntaba a la retirada del museo, indicó: “A diario hablamos de todos los temas de la ciudad y de la provincia y en aquellos tiempos también lo hacíamos. Hablé con él y le trasladé que era un buen proyecto y que sería interesante que se salvase”. Bendodo negó tajantemente que hubiese participado en un almuerzo celebrado en la sede nacional del PP para hablar sobre el museo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate