Diario Sur

Las playas de Málaga estarán listas para Semana Santa

La playa de La Malagueta, cuya anchura se ha reducido notablemente y aparece cubierta de restos de vegetación.
La playa de La Malagueta, cuya anchura se ha reducido notablemente y aparece cubierta de restos de vegetación. / Ñito Salas
  • La pequeña cala existente junto a los Baños del Carmen ha desaparecido por completo por la fuerza del temporal de levante

Las playas de la capital, ahora afectadas por el fuerte oleaje de levante que está azotando el litoral desde el domingo, estarán listas antes del comienzo de la próxima Semana Santa, que se celebrará entre el 9 y el 16 de abril. Este es el compromiso al que llegaron ayer el Ayuntamiento de la capital y la Demarcación de Costas, que ya han acordado un reparto de las tareas pendientes. Los servicios municipales se ocuparán de las obras para reparar los destrozos en el paseo marítimo; la limpieza y otros servicios afectados. Mientras que el organismo estatal se hará cargo de recuperar la anchura del arenal: corregirá los escalones y las bermas, hará un reperfilado y algún aporte puntual de material donde sea muy urgente.

«Tenemos un temporal importante, pero las playas estarán listas para la temporada de Semana Santa e incluso antes», afirmó Teresa Porras, concejala responsable de Playas. «Realmente no ha sido tanto como se había anunciado inicialmente; cuando baje la marea volverán a tener su perfil de invierno como es normal en febrero. Una vez que amaine veremos lo que ha pasado, porque es posible que también haya habido aportes de arena».

La edil fue muy crítica con la Junta de Andalucía por la presencia de cuantiosos restos vegetales en la orilla: «Aquí tiene la prueba de todo lo que arrastran los arroyos y que llega a las playas, y lo único que traen son cañas y vegetación», cuyo mantenimiento le corresponde a la Consejería de Medio Ambiente. También puso de relieve que el mar sólo ha llegado al chiringuito Oasis, en La Caleta, aunque sin daños graves. El episodio remitirá hoy, según el Centro Meteorológico de Aemet.

El alcalde recibe a los dos jóvenes que se precipitaron con el coche en el socavón de la calle Los Flamencos.

El alcalde recibe a los dos jóvenes que se precipitaron con el coche en el socavón de la calle Los Flamencos. / Sur

El jefe de Costas, Ángel González, coincidió en que los desperfectos externos, como son las bermas, los escalones y los surcos de las escorrentías se repararán tan pronto como remita el oleaje y se puedan valorar los daños. «Después de los arreglos la playa tendrá una anchura suficiente».

Sobre los aportes, el responsable prefiere esperar a después de la Semana Santa, para que estén más cerca del verano y se evite que un nuevo temporal la barra de nuevo. Con todo, se harán los vertidos de material que sean urgentes para la puesta a punto en la próxima Semana Santa.

Cala desaparecida

Lo peor en este ámbito estaba ayer en la pequeña cala de los Baños del Carmen, que casi ha desaparecido por completo, barrida por las olas. Numerosos contenedores de basura que estaban en la playa aparecieron ayer apilados junto al casetón de entrada del Balneario. La arena se ha reducido a apenas un puñado de metros en la esquina más próxima al paseo marítimo, que las olas más grandes rebasan y saltan sobre los curiosos que se asoman a fotografiar el espectáculo natural. En la terraza del restaurante, donde sólo está operativo el salón, las olas saltan a varios metros de altura sobre el malecón.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, mantuvo ayer reuniones con los representantes de la asociación de vecinos El Limonar-Miramar, para explicarles la situación que se ha vivido en esta zona. Además, recibió en el Ayuntamiento a los jóvenes Carlos Moya y Alejandro Zaragoza, que sufrieron un accidente al caer el coche en el que circulaban en el socavón de la calle Los Flamencos de Cerrado de Calderón la madrugada del pasado domingo.