"Si el seguro no nos ayuda a recuperar el vivero, será nuestra ruina"

Interior del centro de jardinería El Morlaco.
Interior del centro de jardinería El Morlaco. / Juan Carlos Reyes
  • El granizo causa destrozos de miles de euros en el centro de jardinería de los Baños del Carmen

"Si el seguro no nos ayuda a recuperar el vivero esto va a ser nuestra ruina". Son las palabras esta mañana de Arantxa Agustin, encargada del centro de jardinería El Morlaco. "Nos avisó un vecino, nos mandó una foto nocturna en la que se veía el granizo sobre la cubierta que se había derrumbado ya una parte y a los pocos minutos se fue el vivero entero, toda la estructura completa". "Había miles de kilos de hielo, según se veía en las imágenes que hicimos el domingo por la mañana y todavía queda mucho granizo entre los restos de hierros". Este periódico puede dar fe de que así es.

"El seguro nos ha dicho que empecemos a arreglar de inmediato porque es un peligro tal y como está, hay que desmontar toda la estructura". El Consorcio les ha dicho que como es culpa del granizo no tienen derecho a compensación. "Tenemos que esperar a que el seguro nos cubra porque sino esto va a ser nuestra ruina". A grosso modo el dueño calcula que serán como mínimo 60.000 euros.

Ahora mismo los operarios están desmontando hierros y una vez que quede limpio habrá que pedir presupuesto para volver a remontar y valorar todo el material que se ha destrozado. A eso hay que unir la pérdida de ventas ahora que está empezando la primavera y viene más público, recalca la encargada. "Es un desastre pero al menos no hay pérdidas personales y hemos tenido suerte, no nos ha pillado a ninguno aquí y hay que ser positivos, hay gente que lo está pasando todavía peor, hay que tomárselo con calma ir aceptando y arreglando la situación".

El Vivero lleva abierto 18 años y nunca ha pasado algo así. "A ver si hay suerte y podemos seguir vendiendo plantas". Mientras SUR entrevista a la encargada los operarios nos obligan a retirarnos porque las estructuras siguen cediendo y amenazan con desprenderse en lo poco que queda en pie.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate