Las obras del Instituto de Oceanografía en el puerto, paradas desde noviembre

El delegado del Gobierno andaluz, Antonio Sanz, visitó las obras el pasado verano.
El delegado del Gobierno andaluz, Antonio Sanz, visitó las obras el pasado verano. / Fernando González
  • Problemas con la cimentación obligan a cambiar el proyecto constructivo, aunque de momento el modificado no tiene autorización

Las obras del nuevo Instituto de Oceanografía en el muelle de San Andrés del puerto de la capital están paradas. Se encuentran en esta situación al menos desde el mes de noviembre pasado, según pudo confirmar SUR de fuentes cercanas al proyecto, cuando la constructora adjudicataria de los trabajos, Sando, comprobó que las características del subsuelo obligaban a cambiar la cimentación prevista inicialmente.

En aquel momento, la constructora presentó un modificado y comenzaron las negociaciones con Segipsa, la sociedad estatal de gestión inmobiliaria de patrimonio que dirige los trabajos. Desde entonces, se han producido diversos encuentros, aunque de momento con pocos avances. Las fuentes consultas insisten en que es necesario tramitar un expediente de modificación y acordar los nuevos precios antes de retomar el tajo, por lo que éstos siguen acumulando retrasos. El edificio se ha paralizado en una fase muy inicial y hasta ahora sólo se ha acometido el desvío de un colector de Emasa que pasaba por los terrenos. SUR intentó sin éxito obtener la versión de la Subdelegación del Gobierno.

La constructora malagueña Sando resultó ganadora a finales de abril del concurso para la construcción de la nueva sede del Centro Oceanográfico de Málaga en la explanada de San Andrés. A la licitación, convocada en agosto de 2015, aspiraban 24 empresas. Ya entonces fue llamativo el importe por el que finalmente se contrató: 5,1 millones de euros, casi la mitad de los 10,8 millones del importe previsto por el Estado.

Con retraso

No obstante, esta bajada es plenamente lícita, dado que la mayoría de las empresas pujaron significativamente a la baja, por lo que la media que sirve para determinar qué ofertas son consideradas como bajas temerarias estaba muy por debajo del precio de salida. Finalmente, la ejecución comenzó en julio pasado, con la previsión de abrir a principios de 2018, un plazo que ya no se podrá cumplir. En septiembre, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, visitó las obras del edificio. Pocas semanas después se descubrió el problema con la cimentación y se paralizó.

La nueva sede del Centro Oceanográfico de Málaga, que tiene sus oficinas actuales en el puerto pesquero de Fuengirola, ha sido diseñada por el estudio de arquitectura HCP y tiene un plazo de ejecución de 18 meses. Se levantará en una parcela de 1.804 metros cuadrados, con baja más tres plantas (unos 5.000 metros cuadrados de superficie), y estará equipado con: salón de actos, salas de reuniones, cámara de muestras, cámara congeladora, laboratorios, varios despachos, una biblioteca, comedor para los trabajadores, aparcamientos y terrazas con estanques de cultivo al aire libre. Dará cabida a una plantilla fija de 66 personas, que alcanza las 80 en algunos momentos.

Este centro es la primera obra de importancia que se va a acometer en el muelle de San Andrés, dentro del Plan Especial del Puerto. En su entorno está previsto un puerto deportivo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate