Diario Sur

Los estibadores desconvocan la huelga de la próxima semana en el Puerto

El puerto de Málaga mantendrá la actividad normal la próxima semana.
El puerto de Málaga mantendrá la actividad normal la próxima semana. / SUR
  • Aceptan la disposición del Ministerio de Fomento a negociar y a no presentar de momento el real decreto de liberalización de la profesión

Los estibadores desconvocaron a última hora de ayer la huelga prevista los días 20, 22 y 24 de febrero en todos los puertos españoles, entre ellos, el de la capital. El presidente del comité de empresa de la estiba en los muelles malagueños, Óscar Cosano, confirmó a SUR que este paso se da por parte de los sindicatos tras la disposición del Ministerio de Fomento a no presentar el decreto-ley de liberalización de la profesión este próximo viernes, tal y como estaba previsto; y a sentarse de nuevo en la mesa de negociación con la patronal. Si en este segundo periodo de reuniones no se llega a un acuerdo habrá un nuevo preaviso de paros.

La posibilidad de desconvocar la movilización venía sonando desde ayer por la mañana, después de que el grupo de Ciudadanos se posicionara a favor del diálogo y no diera su apoyo al Ejecutivo para sacar adelante la norma, con lo que previsiblemente ésta sería rechazada en el Congreso. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, solicitó directamente que se aplazara la aprobación «en aras de dar más tiempo para alcanzar un acuerdo con el sector».

Posteriormente, el Ministerio de Fomento se ofreció a retrasar una semana, hasta el próximo viernes, 24 de febrero, la aprobación en el Consejo de Ministros de la reforma del sector de la estiba, siempre que se desconvocara la huelga prevista en los puertos, y la patronal y los sindicatos se sientan a negociar con el Gobierno. Con este gesto, el departamento que dirige Íñigo de la Serna pretende «favorecer el diálogo», según informó en un comunicado.

En paralelo a la negociación con sindicatos y patronal de la estiba, Fomento ha venido manteniendo contactos con los distintos grupos parlamentarios, dado que la reforma se tendrá que aprobar a través de un Real Decreto Ley y, por tanto, requiere su posterior convalidación en el Congreso. La gestora del PSOE ya expresó el martes su consideración de que el Ejecutivo «se está equivocando» en la forma de afrontar la reestructuración de la estiba, según indicó su portavoz, Mario Jiménez, por lo que tampoco tendrá el apoyo de este grupo. Otros, como Coalición Canaria, mantienen la misma postura.

De momento, la próxima semana la actividad portuaria en Málaga, de la que dependen la industria agroalimentaria, la del cemento y la importación de coches, entre otras, estará garantizada. Lo peor es el tráfico de contenedores, ya que el temor a la huelga ha hecho que algunas navieras se desvíen a otros muelles.