Diario Sur

El Rey descubre el Museo de la Aduana

fotogalería

El Rey, durante la visita. / I. Lillo

  • Numerosos malagueños se dieron cita en el Parque para saludar al monarca a su llegada a la pinacoteca

  • Don Felipe se interesó especialmente por los fondos del siglo XIX, la pintura de paisaje y las marinas que alberga el centro museístico

Tras su paso por el Palacio de Ferias de la capital para inaugurar el foro Transfiere, el Rey se dirigió al Centro para conocer el Museo de la Aduana. El monarca llegó sobre las 12.30 y fue recibido por numerosos malagueños que lo esperaban en el Parque, en la acera opuesta de la entrada al centro expositivo, donde se estableció el cordón de seguridad. Tras salir del coche, Felipe VI se acercó a saludar a los congregados e incluso a hacerse ‘selfies’ con algunos. Una vez dentro, de la mano de su directora, María Morente, el Rey visitó la zona arqueológica en primer lugar y posteriormente se dirigió hacia la de pintura. En la comitiva también estaban, entre otros, la presidenta de la Junta, Susana Díaz; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo;el alcalde, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación, Elías Bendodo

Morente relató que el Rey se mostró interesado por las obras en toda la visita. «Ha preguntado por muchas piezas. Ha estado muy participativo», comentó, y puso de relieve que se había interesado y detenido especialmente en los fondos del XIX, la pintura de paisaje y las marinas.

En cuanto a la parte arqueológica, Felipe VI se detuvo, sobre todo, en las grandes piezas de la Colección Loringiana y en la sala que recorre desde la prehistoria hasta la época fenicia, hasta la Tumba del guerrero, que es una de las joyas de la colección. El recorrido continuó con las salas de arte, desde el inicio de las colecciones hasta detenerse en ‘¡...Y tenía Corazón/Anatomía del Corazón’, de Enrique Simonet, que es la pieza más emblemática de la parte de Bellas Artes.

«El Rey ha ido preguntando continuamente sobre la pintura, la arqueología y el origen. Le hemos contado cómo se forman las colecciones, cómo arrancan del siglo XIX y se van constituyendo las de los dos museos; el tipo de depósitos que tenemos, la singularidad de que en Málaga se haga un Bellas Artes con un museo de arte contemporáneo, moderno, y no de arte religioso de desamortización», detalló la experta. «Ha sido una visita muy agradable que hemos terminado en el almacén visitable, para mostrárselo, ya que el espacio es una tendencia pionera, que no es habitual tener abierta al público».

Reivindicación ciudadana

El jefe del Estado también se interesó sobre las personas que se movilizaron en Málaga para que la antigua Aduana fuera un centro expositivo, y no la sede de la Subdelegación del Gobierno. Al respecto, se le explicó que estuvieron en la inauguración y que, además, fueron los primeros que conocieron la pinacoteca antes de abrir al público.

Tras la visita, Felipe VI pudo departir con los arquitectos autores del proyecto de reforma y museográfico, quienes le detallaron la rehabilitación, la intervención y el cambio de aspecto que tiene el edificio, lo que ha ganado en luminosidad, en el nuevo diseño y en la adecuación a museo. Al término, el Rey se despidió de los ciudadanos que esperaban su salida en el Parque.