Diario Sur

Servimad amplía su negocio y se quedará con los nuevos silos del puerto

  • Es la única consignataria que ha optado a la concesión de un almacén para graneles sólidos de 6.000 metros cuadrados en el muelle 8

El puerto tiene buenas perspectivas de crecimiento en el sector de los graneles agroalimentarios. Así lo dicen las estadísticas de la Autoridad Portuaria, donde este sector subió un 27,5% en 2016 y se quedó rozando los 1,75 millones de toneladas, con un fuerte repunte de la entrada de granos para la alimentación animal. Y así lo creen también los directivos de Servimad, que es una de las principales consignatarias y estibadoras de Málaga y la única que se ha presentado al concurso, convocado por la Autoridad Portuaria en noviembre, para la construcción y explotación de un nuevo silo en el fondo del muelle 8 (muy cerca del 9, el de contenedores). De momento, el proceso está en fase de adjudicación, pero al ser el único candidato, salvo que se detecte un error insalvable en la oferta, todo apunta a que el próximo consejo de administración le dará el visto bueno al contrato.

Estas instalaciones se destinarán a graneles agroalimentarios, para la alimentación del ganado de las granjas situadas en el ‘hinterland’ (zona de influencia) del puerto, tales como la vega de Campanillas, Antequera y Córdoba. Los principales productos son cereales como la soja, el maíz, el trigo, la avena y la cebada, según explicaron fuentes de la compañía. Los depósitos tendrán una extensión de unos 6.000 metros cuadrados y serán de obra (no carpas como las existentes en la zona de San Andrés). Desde Servimad reconocieron que el granel agroalimentario funcionó bien el año pasado, cuando se doblaron las cifras. De hecho, esta empresa ha gestionado casi la mitad del tráfico de mercancías en los muelles malagueños.

Según el pliego de bases, al que tuvo acceso SUR, se han ofrecido dos parcelas, con una superficie conjunta de 6.712 metros cuadrados, donde se podrán construir dos silos. La concesión exigirá, al menos, un movimiento de 70.000 toneladas (entre ambas instalaciones). La concesión se otorgará durante un plazo de 20 años.

No es la primera ampliación de sus almacenes que hace Servimad. A principios de 2015 ya recibió una concesión de 2.646 metros cuadrados, en el antiguo edificio situado junto a la desembocadura del río Guadalmedina, por un periodo de 15 años.

Estos silos se sumarán a los que la compañía logística Noatum, concesionaria del muelle de contenedores (9) se ha comprometido a construir, ya que actualmente está operando en el mercado de los graneles sólidos mediante unas carpas provisionales.

Son movimientos que ilustran la pujanza que los muelles de la capital están adquiriendo nuevamente en el tráfico agroalimentario sólido y líquido, que se perdió décadas atrás en favor de otros puertos (Huelva y Cádiz, fundamentalmente), al priorizar otros sectores, como el del combustible, primero; y los contenedores, después.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate