Diario Sur

Fausto Polvorinos: «Es muy difícil que pueda llegar a nevar en la ciudad de Málaga»

Llegó al Centro Meteorológico de Málaga en febrero de 1988
Llegó al Centro Meteorológico de Málaga en febrero de 1988 / Ñito Salas
  • El Jefe de Predicción del Centro Meteorológico de Málaga destaca que se han dado las condiciones perfectas para una nevada como la que se ha producido en el interior

Fausto Polvorinos ha sido testigo de todos los fenómenos meteorológicos destacados que han ocurrido en la provincia en los últimos 28 años. Llegó al Centro Meteorológico de Málaga en febrero de 1988 y le pilló de servicio el día que empezaron las inundaciones del 89. «Estaba en el aeropuerto y ya no pudimos salir porque nos quedamos aislados», recuerda. El jefe de predicción de Aemet comenta las circunstancias de la nevada.

– ¿A qué se debe esta nevada?

–Se ha producido una advección de aire frío procedente del centro de Europa, que ha entrado con un recorrido por el Mar de Alborán hasta nuestras costas, en el que se ha cargado de humedad. Luego ha encontrado aire frío retenido en los valles. El día anterior la temperatura fue de menos un grado. Así que tenemos la combinación de aire frío cargado de humedad, con viento de levante y aire muy frío embalsado. Son las situaciones que provocan las nevadas más importantes, no sólo en Málaga.

–¿Diría que se han producido las condiciones perfectas para nevar?

–Eso es. Hay otras circunstancias posibles, con tormenta en el mar que da nieve en la parte alta de la Axarquía, pero no es este caso, sino unas precipitaciones de poca importancia pero muy continuas, que llegan a acumulaciones de al menos 16 centímetros, aunque parece por las fotos que han podido llegar a los 20.

–¿Esto es atípico?

–No es cotidiano, no ocurre todos los inviernos pero ha ocurrido otros inviernos. En noviembre de 2008 hubo una situación muy parecida, pero la memoria es débil. En aquella ocasión nevó más en el Valle del Guadalhorce que en Ronda. Y en 2010 hubo una buena nevada en Ronda y en muchas otras partes de Andalucía. Para que nieve necesitamos temperaturas bajas y precipitaciones.

–Las temperaturas, ¿cómo han sido?

–Eso es lo más atípico de este episodio: en los últimos 55 años una temperatura de siete grados durante el día en el aeropuerto sólo ha ocurrido siete veces antes.

–¿Qué pasó en febrero de 1954 para que nevara en la capital?

–Ese día nevó en toda España. Fue una situación de entrada de vientos del norte, como un terral frío. Que nieve en la ciudad es muy difícil, en los últimos años hemos observado nieve incluso en playas de Marbella y Estepona, y en el otro extremo en Motril y Almería, pero no aquí. El aire frío hacia la ciudad de Málaga puede seguir tres caminos: del norte, que tiene que estar muy cargado de humedad y muy frío, para que no se evapore y se caliente, a razón de un grado más cada cien metros de descenso. Por el oeste, que entraría por el Estrecho y daría nieve en todo el litoral, pero cuando llega a Málaga sólo deja precipitación habitualmente. O por el este, desde Almería, que recorre la costa y produce precipitaciones en el camino, aunque cuando llega a la ciudad ya no da ni lluvia. El agua del mar estaba ayer a 15 grados, por lo que el aire se calienta en contacto con el agua y se carga de humedad, que luego permite la precipitación pero no nieva. Para eso el agua tendría que estar muy fría. A eso se añade el factor del crecimiento urbanístico de la ciudad, que crea una isla térmica, por lo que en el futuro será todavía más difícil. De todas formas, los malagueños saben que para ver nieve sólo hay que subir a Los Montes, incluso a 350 metros de altura, en Alhaurín y en Cártama, al lado del aeropuerto.

–¿Este fin de semana quedará nieve para los visitantes?

–En estos momentos queda en las sierras de Mijas y Alhaurín, pero se va a derretir. Habrá que buscarla en altitudes de mil metros, en la Sierra de las Nieves, en la Maroma y en la Serranía de Ronda. Todavía quedan precipitaciones, pero serán a partir de 800 a 1000 metros.

–¿Tenemos suficientes elementos de información para medir nevadas como estas?

–En estas circunstancias los mejores indicadores son los colaboradores antiguos, que salían a medir la nieve, y ahora las redes sociales y las fotos. A veces nuestros modernos medidores fallan por problemas con los calefactores. La red de Aemet y la de la Agencia Andaluza del Agua (Hidrosur) es bastante buena, pero incluso los aficionados, que se agrupan en redes como Meteoclimatic, tampoco han dado datos. Nuestra red está montada para pescar peces grandes, pero no fenómenos pequeños localizados.

–¿Qué queda todavía por llegar?

–Hoy muere el aviso y no esperamos más precipitaciones de importancia en la provincia. Mañana (por hoy) serán sobre todo en la zona de la Axarquía, aunque de poca importancia. La cota de nieve será primero de 600 a 800 metros y luego subirá a 900. El sábado no esperamos precipitaciones y a partir del domingo se irá estabilizando. Las temperaturas van a subir peldaño a peldaño, hasta las normales de esta época (en la ciudad), que son 17 de máxima y 7 de mínima.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate