Diario Sur

El alcalde plantea un nuevo proyecto de tren litoral desde el aeropuerto a Marbella

La llegada del tren hasta Marbella sigue sin resolverse.
La llegada del tren hasta Marbella sigue sin resolverse. / Fernando González
  • El Ayuntamiento financiará el estudio de una futura autopista de peaje desde la autovía de Vélez hasta Fuengirola

Si durante los últimos cuatro años el Ministerio de Fomento defendió como única opción para llevar el tren hasta Marbella la de prolongar la actual línea del Cercanías, en la reunión que el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, mantuvo el pasado miércoles con el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el regidor propuso volver al planteamiento original, que en su día lideró la Junta y que se descartó al llegar la crisis por su elevadísimo coste. De la Torre ha acordado con Fomento que el Consistorio asumirá la elaboración de un estudio de una línea de tren independiente, que partiría desde el aeropuerto y llegaría a la ciudad costasoleña. Sería un servicio de alta capacidad (tipo media distancia o Avant), con el objetivo de reducir el tiempo de trayecto y mejorar la interconexión con otras ciudades andaluzas.

El Cercanías ahora tarda 45 minutos a Fuengirola y el regidor reconoce que ese tiempo es un condicionante claro de competitividad (podría llegar a una hora y media hasta Marbella). Así, abogó por un recorrido alternativo, de altas prestaciones, aunque no necesariamente de alta velocidad. Al tiempo, pidió a Fomento la prolongación de las vías del AVE hasta el aeródromo, «con lo cual tendría conectividad no solo con Málaga sino con Granada, Córdoba y Sevilla, que va a mejorar con el ‘by pass’ de Almodóvar del Río. Será el gran aeropuerto internacional que Andalucía necesita».

Esta propuesta retoma el espíritu inicial del tren litoral, y supondría aparcar la iniciativa del anterior equipo en el Ministerio de Fomento, que sólo ha llevado a cabo en los últimos cuatro años un anteproyecto con dos posibles trazados (bajo la A-7 o paralelo a la autopista AP-7), pero sobre la base de la extensión de la línea actual desde Fuengirola. En este punto, De la Torre se mostró conciliador y dijo que el estudio va a partir «de lo hecho hasta ahora». Es cierto que el tramo estudiado hasta ahora se podría aprovechar.

«Es un tema que hay que tomarse en serio, hay que ver si hay fórmulas de colaboración mixta o fondos europeos del ‘plan Juncker’», comentó el alcalde, y se comprometió a tener el informe a lo largo de 2017.

Autopista de largo recorrido

Francisco de la Torre también ha retomado la iniciativa municipal de 1997, cuando el Consistorio impulsó el estudio de la actual Hiperronda. En este caso, la ciudad financiará un estudio para una nueva ronda, que tendría la configuración de autopista de peaje. La idea es conectar la autovía A-7, en el entronque de la variante de Rincón de la Victoria hacia Vélez, desde donde discurrirá al norte de la segunda ronda, cruzará los valles del Guadalmedina y el Guadalhorce, por detrás de la Sierra de Mijas, para enlazar con el acceso a la autopista de peaje (AP-7) en Fuengirola. «Hay que hacer los estudios para tenerlo en cuenta en el planeamiento de los planes metropolitanos y en los planes generales de cada municipio. Se trata de pensar con perspectiva de futuro».

Finalmente, sobre la llegada del Cercanías al PTA, De la Torre informó de que Fomento se inclina ahora por hacer un ramal tangente desde la línea C-2 de Álora, que terminaría en la entrada del Parque y que podría salir después hacia el Guadalhorce. De momento, esta actuación continúa sin plazo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate