"Compramos el décimo ayer a las 20.00 horas de la tarde"

Samuel, con gorra, mostrando el boleto premiado con un décimo del Segundo Premio, junto a sus padres, hermana y amigos.
Samuel, con gorra, mostrando el boleto premiado con un décimo del Segundo Premio, junto a sus padres, hermana y amigos. / A. J. Guerrero
  • Samuel González, de 23 años, tenía fiebre y le pidió a su hermana que le comprara a última a última hora un décimo terminado en 36. El número ha sido agraciado con el segundo premio de la Lotería. Los 125.000 euros los va a repartir con su novia y su madre

Tenía fiebre y quería buscar ayer un décimo terminado en 36, por lo que Samue González, un joven de 23 años de Antequera, mandó a su hermana a que lo comprara a las 8 de la noche a la administración próxima a casa. Hoy, los amigos le han llamado a primera hora para decirle que el número que le compraron era el Segundo Premio de Navidad: el 04.536, el décimo comprado por máquina en la administración de lotería del Centro Comercial La Verónica.

Tras las primeras llamadas, la familia González-Ruth bajaron del bloque de pisos donde viven para celebrarlo con la familia y amigos y ahora preparan comida por todo lo alto. Los 125.000 euros lo compraron entre tres: la madre, el hijo y su novia.

Laura Otero, novia de Samuel, con el número premiado.

Laura Otero, novia de Samuel, con el número premiado. / SUR

Teresa Ruth, la madre explica que "mi hija Cristina lo compró anoche a las 8" en la administración de loterías donde está el hipermercado Eroski. Y al llegar a casa "decidimos compartirlo entre los tres". Samuel, joven parado con 23 años, "le gustaba el 36 y le dijo que se lo comprara" porque él no podía ir.

Cristina, hija y hermana de los agraciados, detalla: "Fui al Eroski a comprarlo, no había en papel uno terminado en 36, por lo que lo sacó de la máquina", y al final ha sido el segundo premio.

José Antonio González y Teresa Ruth tienen tres hijos, formando una familia trabajadora que buscaba trabajo para Samuel, "que lleva mucho parado, por lo que me alegro por él más que por nosotros", dice su madre.

Su novia también lo celebra

Laura Otero, novia de Samuel también de 23 años, aún no se lo cree. Ha mirado ya el décimo "200 veces por lo menos" para cerciorarse de que le ha tocado. "Quedamos en comprar un décimo cada uno y se nos echó el tiempo encima, por eso lo compramos ayer a última hora", cuenta Laura.

En el trabajo de Laura, la escuela de maquillaje Make up- DNI School situada en la Alameda principal de la capital, no tardaron en abrir una botella de champán para celebrarlo. La joven seguía el sorteo por Internet y, al ver la terminación del número premiado, decidió comprobar si era el suyo. Y así fue: "me he vuelto local de contenta, aquí gritando y abrazando a mis compañeras", asegura. Sonia, en el momento de la entrevista con SUR aún no había podido abrazar a su novio aunque sí habían hablado por teléfono. "Todavía no sabemos qué vamos a hacer con tanto dinero. Nunca me lo había planteado", sentencia la joven que, por segunda vez en su vida había comprado décimos para participar en el sorteo de la Lotería de Navidad.

Más información:

Especial de la Lotería de Navidad 2016

Lista de los números premiados de la Lotería de Navidad

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate