Diario Sur

El PSOE critica «la política de recolocaciones» en los consorcios de la Diputación

El grupo del PSOE en la Diputación de Málaga criticó ayer la «política de recolocaciones a dedo» del PP en la institución provincial y rechazó que se vaya a mantener al menos cuatro meses más «la situación irregular de los gerentes de los consorcios de Agua, Juan José Bernal; y Residuos Sólidos Urbanos, Germán Gemar».

Los socialistas denunciaron en un comunicado que el consejo de administración de los consorcios lleva la propuesta del presidente de estos organismos, Francisco Delgado Bonilla, de prolongar el contrato de ambos dirigentes, que expiran el 31 de diciembre, hasta el 31 de marzo de 2017.

En este sentido, los socialistas, en un comunicado, recordaron las «irregularidades» en el Consorcio Provincial del Agua «desde 2014» y los «nombramientos a dedo sin convocar ni siquiera al consejo de administración para que eleven propuestas», según manifestó el diputado provincial José Antonio Torres. Igual sucede, añadió, con el Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos, y lamentó que la palabra del equipo de gobierno «carece de todo valor».

«Los cuatro directores generales son excargos del PP y no funcionarios. La presión de los grupos y el acuerdo con el socio de investidura -Ciudadanos- obligaron al presidente de la Diputación a ceder, pero optó por nombrar a dedo a Gemar en el puesto libre que tenía en el consorcio de RSU», dijo. Asimismo aludió a los informes jurídicos del secretario de los consorcios informando «desfavorablemente sobre el nombramiento de estos gerentes, por incumplir los principios de concurrencia y publicidad».

Por su parte, el diputado provincial y secretario de Organización del PSOE malagueño, Cristóbal Fernández, manifestó que desde el pasado verano esperan la elaboración de las bases de selección para el nombramiento de los gerentes «y no es hasta ayer cuando se entregan a los miembros de los consorcios».