Diario Sur

La Junta prevé cerrar el acuerdo sobre los solares de las 'tecnocasas' en 2017

  • El Gobierno andaluz y el Ayuntamiento ultimarán en los próximos meses varios informes internos que aún faltan para repartirse los suelos

El Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía mantuvieron ayer una nueva reunión para resolver el convenio que firmaron en 2005 para expropiar numerosos solares del entorno del Centro Histórico y construir en ellos las llamadas 'tecnocasas', unas viviendas públicas en alquiler que iban a contar con un espacio vinculado para el 'teletrabajo'. Aquel proyecto quedó desechado y el Gobierno andaluz lo abandonó con una deuda de más de siete millones de euros con los expropiados. La anulación del convenio se lleva discutiendo desde hace tres años y las dos administraciones no han sido capaces de definir aún totalmente su desactivación, pese a que en enero de este año ya alcanzaron un acuerdo global para ello. Según anunciaron tras la reunión mantenida en la Delegación del Gobierno andaluz, será posible rubricar la disolución del plan de las 'tecnocasas' en los primeros meses del año que viene.

La secretaria general de Vivienda de la Junta, Catalina Madueño, explicó que todavía quedan «flecos» por cerrar, pero aseguró que este último encuentro con los responsables de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de la capital ha sido determinante para avanzar en este asunto, del que depende el futuro de más de setenta solares.

«Quiero mandar un mensaje de tranquilidad a los expropiados», indicó Madueño, quien confió en que ya no habrá más demoras para el acuerdo sobre el reparto de suelos que iban a albergar las 'tecnocasas'. Algunos de ellos quedarán en manos del Ayuntamiento y de la Junta para la promoción de viviendas públicas, otros serán para la construcción de viario y equipamientos, y algunos se volverán a dejar en manos de sus propietarios, que tendrán derecho a solicitar una indemnización por los años en los que las administraciones públicas los han tenido retenidos.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, confió en que el acuerdo se firme «lo antes posible» y detalló que faltan para ello informes jurídicos y presupuestarios de las dos instituciones que se podrán recabar en los próximos meses.

La Consejería de Fomento y Vivienda tendrá que aportar un mínimo de 2,5 millones de euros para desarrollar el pacto sobre estos suelos, y el Consistorio entregará unos 2,6 millones para contribuir al pago de expropiaciones de suelos que se quedará. En algunas parcelas, el Ayuntamiento construirá pisos de VPO y luego se los entregará a la Junta.