Diario Sur

BENDODO FICHA A CORREDERA PARA LA DIPUTACIÓN

Corredera es vicesecretaria de Acción Sectorial en la dirección provincial. :: sur
Corredera es vicesecretaria de Acción Sectorial en la dirección provincial. :: sur
  • La exparlamentaria andaluza se incorpora como cargo de confianza al grupo popular con el objetivo de «reforzar» el trabajo político. Sustituye a la exedil de la capital Mercedes González y la militante de Nerja María Teresa Ortega, que compartían el puesto a jornada partida

Cambios en el grupo del PP en la Diputación de Málaga. El presidente de la institución provincial, Elías Bendodo, ha fichado a Ana María Corredera, exparlamentaria andaluza, como cargo de confianza. Un puesto que empezó a ejercer este jueves y donde sustituye a la exconcejal de la capital Mercedes González y a la militante del partido en Nerja María Teresa Ortega, quienes hasta ahora venían desarrollando sus tareas a jornada partida.

En el inicio de la actual mandato en el ente supramunicipal y en virtud del acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos, en el apartado de reducción de puestos, se estableció que los grupos políticos con representación (populares, PSOE, la formación naranja, IU y Málaga Ahora) tendrían dos cargos de confianza: un coordinador técnico, con un sueldo bruto anual de 45.349 euros brutos al año y un asesor técnico con un salario bruto al año de 40.299 euros, aunque se dejó abierta la posibilidad de que este último puesto se pudiera desdoblar en dos personas a jornada partida con un sueldo de 20.099 euros.

El PP optó por esta última fórmula. Así, Ana Puga es la coordinadora técnica del grupo y hasta ahora Mercedes González y María Teresa Ortega eran las asesoras técnicas -con el cambio se quedan en el desempleo-, según las fuentes. Con el cambio, Puga mantiene su puesto y se incorpora Corredera, una dirigente con una amplia trayectoria en la política local -en su Antequera natal- y andaluza -ha sido parlamentaria andaluza durante veintiún años y ocupó distintos cargos en la dirección regional del PP, entre ellos el de Organización-.

Desde las filas populares, fuentes consultadas, explicaron que el objetivo de este movimiento es «reforzar» el papel político del grupo popular en la Diputación en un mandato donde el PP no tiene mayoría absoluta, y en ese sentido añadieron que Corredera «reúne el perfil idóneo» para asumir esta tarea.

Se da la circunstancia de que Corredera lleva desde marzo de 2015 sin ocupar un cargo público y sólo venía ejerciendo como vicesecretaria de Acción Sectorial en la dirección provincial del PP, donde forma parte del núcleo duro del presidente provincial del partido, Elías Bendodo. En las elecciones andaluzas del 22 de marzo de 2015, Corredera no revalidó su cargo de parlamentaria andaluza por Málaga que venía ocupando, ininterrumpidamente, desde 1994.

En marzo de este año, el PP andaluz propuso a Ana María Corredera como adjunta al Defensor del Pueblo Andaluz en sustitución de Carlos del Barco, quien fue destituido por el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, al perder su confianza en él al ser investigado por los tribunales por una acusación de revelación de secretos. A Del Barco se le acusa de haber filtrado a un medio de comunicación datos de una mujer que acudió al Defensor a pedir ayuda tras haberse difundido una foto de ella desnuda haciéndose creer que era la diputada de Podemos Teresa Rodríguez.

Del Barco ha recurrido esta decisión ante los tribunales a través de un contencioso-administrativo, que se prevé largo y que, según las fuentes consultadas, también explicaría el hecho de que se haya fichado a Corredera para la Diputación. En este punto, admitieron que si finalmente se ratifica la destitución de Carlos del Barco, Corredera se iría a la oficina del Defensor.

No es el único cambio que se ha producido en los cargos de confianza de los grupos políticos en la Diputación. En Málaga Ahora, tras la destitución en septiembre de Nico Sguiglia -que no llegó a estar ni dos meses el puesto- se abrió un proceso de selección, con pruebas teóricas y prácticas, al que se presentaron una veintena de aspirantes; finalmente el elegido es Miguel Ángel Fernández, vinculado a esta organización desde sus inicios y militante del Partido Humanista. La misma formación a la que pertenece la diputada de Málaga Ahora Rosa Galindo.