Diario Sur

Soterrar el tráfico en los laterales del Guadalmedina costaría 88 millones

Recreación del pasillo de Santa Isabel, una vez soterrado el tráfico. :: fundación ciedes
Recreación del pasillo de Santa Isabel, una vez soterrado el tráfico. :: fundación ciedes
  • Urbanismo prepara un concurso para contratar un equipo de técnicos que redactará el plan para la integración del río según la idea de los 'puentes-plaza'

Un estudio de la consultora Incorp, promovido por la Fundación Ciedes, se ha encargado de poner números a la idea lanzada el pasado lunes por el alcalde, Francisco de la Torre, de soterrar el tráfico de las avenidas laterales del Guadalmedina para ganar en espacio peatonal y favorecer la conexión de las márgenes del río mediante 'puentes-plaza' ante la negativa de la Junta de Andalucía a dar uso ciudadano al cauce. El análisis, incluido en una nueva publicación de Ciedes sobre el Guadalmedina que ayer fue presentada, cifra en 88,3 millones de euros el posible coste de este soterramiento, que tendría que canalizar una media de 32.500 movimientos de vehículos cada día. «Una barbaridad», según la gerente de Ciedes, Carmen García.

En la margen oriental, en sentido norte para el tráfico, el soterramiento comenzaría a la altura del Centro de Arte Contemporáneo y acabaría en la calle Huerto de los Claveles, una vez pasado el puente de Armiñán. En la occidental, en sentido sur, arrancaría en la avenida de Fátima y concluiría en el pasillo del Matadero. El estudio ha tenido en cuenta todas las entradas y salidas necesarias para conectar los futuros viales soterrados con las calles adyacentes.

Condiciones

Este documento será tenido en cuenta en el plan especial para la integración del río que prepara la Gerencia de Urbanismo. Su gerente, José Cardador, explicó los detalles del concurso que prepara para contratar con un equipo externo de técnicos la redacción de ese plan especial. El concurso se activará antes de final de año e implicará un coste de unos 150.000 euros para las arcas municipales. El equipo de técnicos que se seleccione -Cardador no quiso desvelar cuál va a ser el criterio para elegir a uno u otro al margen de su solvencia profesional- tendrá un plazo de cuatro meses para elaborar el plan siguiendo las directrices ya trazadas por Urbanismo, que ha realizado diferentes propuestas para la integración del río, basadas en la idea de los 'puentes-plaza' o puentes con zonas de estancia y miradores, dividiéndolo en seis tramos.

La más ambiciosa de ellas es la plantea la «posibilidad» de trazar un enorme 'puente-plaza' «en todo el tramo» entre el puente de Armiñán y el de la Aurora, lo podría implicar una operación de semiembovedado que tendría que ser consentida por la Consejería de Medio Ambiente, que tiene las competencias en materia hidráulica y, por ello, la última palabra sobre lo que puede hacerse o no en el río. Incluso se llega a apuntar la idea de ubicar «usos comerciales» sobre el río.

Según el gerente de Urbanismo, «estas son las mejores ideas para poder llevarlas a la práctica». Por su parte, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, subrayó que «ahora se está empezando a visualizar que ya es posible» plantear la integración del Guadalmedina después de que «la Junta ha dicho que nos va a acompañar en la elaboración del plan especial para el río».

El alcalde confió en tener ese plan listo en 2017 y recordó que una intervención de esta envergadura, que se haría por fases, requerirá presupuesto de todas las administraciones públicas, incluida la Unión Europea.