Diario Sur

La Junta deja a los opositores de Infantil y Primaria sin plazas en la oferta de empleo de 2017

  • Educación transmite a los sindicatos que los 2.300 puestos de maestros serán en su mayor parte para las especialidades de Francés e Inglés. Tampoco saldrán plazas para Educación Física

Revuelo en las academias y bibliotecas. Indignación, nervios y llantos entre los jóvenes que desde hace meses se están preparando las oposiciones a maestro, que es el cuerpo para el que este próximo año saldrán plazas en la oferta pública de empleo de la Junta. La Consejería de Educación planteó ayer en la mesa sectorial con los sindicatos algo que nadie esperaba: toda la oferta pública de empleo de 2017, unas 2.300 plazas, será para las especialidades de Francés e Inglés. No saldrán plazas para Infantil, Primaria ni Educación Física. Sí habrá algunas plazas para Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje. Y también se convocarán para Música de Primaria.

La tarde de ayer fue «muy movida» en las academias que están preparando a los opositores. «Se especulaba desde hace tiempo con que la oferta de francés sería importante, pero no hasta el punto de que no salgan plazas de Infantil y Primaria», comentó Guillermo Castilla, director de la academia Luis Vives. «Se han puesto muy nerviosos, no esperábamos esto», dijo respecto a los alumnos.

A la espera de que los opositores vayan asumiendo la noticia, algunos ya están pensando en cambiar de especialidad. Es el caso de Miriam Jiménez, que se presenta por segunda vez a las oposiciones: «Llevo años preparándome, y la verdad es que si no salen este año estoy pensando en ponerme a estudiar francés y presentarme por esa especialidad», dijo. Pero ya el tiempo es escaso, reconocía, y prepararse bien el francés sin una buena base previa es tarea casi imposible. Además, hay que tener en cuenta que el examen oral es en francés.

Ir a otras comunidades

Enfado e indignación fue la reacción de Patricia Muñoz López cuando conoció la noticia. «Es desmotivante, me he enfadado un montón», aseguró. Patricia, de 25 años, lleva desde el año pasado buscando un preparador. En septiembre comenzó con una nueva profesora y son «muchas horas de estudio y de tiempo invertidos». Incluso dejó un trabajo para centrarse en las oposiciones, que ahora ve pasar de largo. «Me han roto los esquemas», afirmó. Ahora baraja la posibilidad de presentarse en otras comunidades, aunque el temario y la legislación cambia en cada una y esto sería una dificultad añadida.

Para Esther Iranzo, que oposita también a Infantil al tiempo que trabaja en una guardería, la sensación es contradictoria. «La bolsa de Infantil no se mueve desde hace cuatro o cinco años, hay gente que sacó un diez en las oposiciones y no ha llegado a trabajar, así que el hecho de que no salgan plazas puede desatascar un poco este colapso», indicó. Aún así, dijo que, como opositora, le gustaría que le dieran la oportunidad de mejorar su nota de anteriores exámenes, que aprobó.

«La consejería informa muy tarde, los opositores ya no tienen tiempo de reaccionar», lamentaba la secretaria provincial de ANPE, María Gracia del Amo. «La gente ha invertido tiempo y dinero, es un esfuerzo muy grande el que se hace para prepararse unas oposiciones y encontrarse ahora que todo esto no vale para nada porque la Junta no saca plazas es duro para ellos», denunció.

Esta oferta, resaltan desde la Consejería de Educación, supone el cien por cien de la tasa de reposición –salen tantas plazas como bajas por jubilaciones previstas en el año–, «es decir, el máximo permitido por el Ministerio y, por tanto, no supondrá ninguna pérdida de puestos docentes».

Todas las vacantes

Desde Comisiones Obreras, el secretario de la Federación de Enseñanza, José Blanco, aseguró que no aceptarán «ninguna oferta que no satisfaga la totalidad de vacantes no cubiertas de que dispone la educación pública andaluza. El argumento esgrimido durante varias convocatorias de no poder ofrecer más plazas allá de la tasa de reposición ya no es válido ante la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que considera nulos los contratos encadenados año tras año en la Administración Pública».

La Consejería de Educación defiende su propuesta planteada a los sindicatos por entender que «viene a reforzar la apuesta decidida de la administración educativa por la mejora del aprendizaje de las lenguas y la progresiva implantación de la segunda lengua extranjera en Primaria». Igualmente, asegura que «se potencia la equidad del sistema educativo andaluz para atender al alumnado con necesidades educativas especiales».