Diario Sur

Estudiantes e inmigrantes plasman en un mural la angustia de los refugiados

Sara Fratini es la autora del mural que han completado alumnos, refugiados y voluntarios en Bellas Artes
Sara Fratini es la autora del mural que han completado alumnos, refugiados y voluntarios en Bellas Artes / Fernando González
  • Hasta el domingo se realizan actividades en apoyo al colectivo, con conferencias y proyecciones de cortometrajes

Estudiantes de Bellas Artes se han unido con inmigrantes que se encuentran en Málaga para plasmar conjuntamente en un mural la angustia de los refugiados de distintas nacionalidades. La artista venezolana Sara Fratini es la autora del mural, que han ido completando los alumnos y los distintos refugiados y voluntarios de asociaciones como Cruz Roja que se pasaron durante la mañana y tarde de ayer por el campus de El Ejido para ayudar a terminar esta obra, plasmada por Sara en una de las fachadas de la Facultad de Bellas Artes.

La actividad forma parte del plan de apoyo a refugiados que tiene la Universidad de Málaga en colaboración con diez ongs. En este contexto, se contactó con la asociación La Guarimba, que trabaja con inmigrantes que llegan al sur de Italia, en concreto a Amantea, en Calabria. Allí, explica Sara Fratini, se ha desarrollado un festival de cine para tratar de integrar a los migrantes. «En un pueblo de 15.000 habitantes hay 300 refugiados, la mayoría de países subsaharianos, Siria, Georgia o Ucrania», explicó.

Esta experiencia es la que se ha traído a Málaga, de manera que desde el pasado sábado 24 y hasta este próximo sábado día 3 se desarrollan en la ciudad, y en distintos escenarios, actividades relacionadas con los inmigrantes y refugiados.

Sara Fratini representa en su mural, todo pintado con color negro, las caras de personas en un mar que es al mismo tiempo el medio por el que escapan pero también es el mar de dificultades que tienen que superar al llegar a un país europeo.

Es el caso de Anastasia Stahurska, una joven ucraniana que ha encontrado ayuda en la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Llegó a España hace seis meses, con su novio y la madre y hermana de éste, «huyendo de la situación política que se vive allí». También han sido motivos políticos los que hicieron que Leidy Mendoza dejara su país de origen, Venezuela, con su hijo de 5 años. Lleva tres meses en España y hace dos que llegó a Málaga. Es solicitante de protección internacional. Se muestra muy agradecida hacia Cruz Roja, que le está ayudando en todo. Es farmacéutica, y la organización le está gestionando la convalidación de sus estudios. «No espera contar con esta ayuda, venía con la idea de dejar mi profesión y trabajar en lo que me saliera, pero con Cruz Roja tendré otra oportunidad», comentó. Ayudaron a completar el mural alumnos de Bellas Artes. Como Juan García, de tercero, que destacó el «mensaje social» de la obra de Sara Fratini.