Diario Sur

Un colectivo religioso reparte folletos homófobos en centros escolares de Málaga

Se trata de una carta y un folleto de 44 páginas.
Se trata de una carta y un folleto de 44 páginas. / Iván Gelibter
  • La Federación Arco Iris denuncia ante la Fiscalía de Delitos de Odio a ‘Hazte Oír’, que ha llevado a cabo la misma acción en diversos puntos de España

Son pocos, pero intentan hacer mucho ruido. La organización nacional ultracatólica y de extrema derecha ‘Hazte Oir’ repartió durante la semana pasada folletos de contenido homófobo –que atentan contra la dignidad del colectivo de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI)– en un número indeterminado de centros escolares a lo largo y ancho de la provincia, en una acción que han repetido en diversos puntos del territorio nacional.

Aunque no tienen delegación en Málaga, la propia organización a nivel nacional ha señalado –escudándose en una supuesta defensa de la familia tradicional heteroparental– que se han repartido en el orden de 16.500 colegios, tanto públicos como privados, de toda España, y que se han impreso 100.000 ejemplares. «Una proliferación de leyes, aprobadas en el ámbito de las Comunidades Autónomas», reza su introducción, «buscan imponer en la sociedad la ideología de género con el pretexto de la no discriminación y de garantizar los derechos de las personas homosexuales». «Estas normativas», explican en otra parte del pasquín, priman «la conversión de individuos en homosexuales, relegando a los heterosexuales a ciudadanos de segunda categoría».

La Federación Andaluza Arco Iris, de corte LGTBI, considera «constitutiva de delito» esta campaña recibida en colegios e institutos de la provincia, y por eso ya la ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de Delitos de Odio. Tal como asegura su presidente, Gonzalo Serrano, el artículo 510 del Código Penal condena a penas de prisión a quienes promuevan el odio o la discriminación hacia un grupo por motivo de su orientación o identidad sexual; y cree que este folleto y esta carta «tienen como objetivo fomentar el odio y la discriminación hacia las personas LGBTI».

Además, desde Arco Iris consideran que esta campaña pretende «boicotear» las actividades que las organizaciones LGBTI y el propio profesorado llevan a cabo para fomentar el respeto a la diversidad sexual y de géneros. No en vano, distintas organizaciones se han sumado a esta crítica, como los sindicatos USTEA, UGT y CCOO, que ya han mostrado a nivel andaluz su apoyo a la labor que realiza la Federación Arco Iris en el ámbito educativo, y proponen al profesorado que responda a esta «campaña discriminatoria» con la utilización masiva de recursos educativos contra la LGBTIfobia. Desde uno de los centros receptores de esta campaña en la provincia, el IES Pintor José Hernández de Villanueva del Rosario, una de sus profesoras, Lourdes Rodríguez, destacó la importancia de educar en el respeto a la diversidad sexual: «Todavía hay mucho acoso en los centros y los menores se sienten cohibidos para expresarse con naturalidad. Por ello todas las acciones que se llevan a cabo sobre estas temáticas tienen como objetivo evitar las agresiones físicas y verbales que se siguen dando y facilitar que las personas LGBTI puedan vivir su vida en la etapa educativa con la misma libertad y dignidad que el resto de personas, asegurando un mínimo de dignidad», señaló.