Diario Sur

El burrito Platero regresa al Parque

La estatua del burrito Platero ha vuelto a su emplazamiento en el Parque, junto a una zona infantil.
La estatua del burrito Platero ha vuelto a su emplazamiento en el Parque, junto a una zona infantil. / Fernando González
  • La popular escultura fue retirada hace unos días para ser sometida a una restauración

La popular escultura del burrito Platero ha vuelto al Parque de Málaga tras ser restaurada. La pieza de bronce, obra del escultor malagueño Jaime Fernández Pimentel, –autor también de las populares estatuas de El Cenachero, El Biznaguero o la Niña de Benalmádena, además de las gaviotas que se elevan en la parte superior del Auditorio Eduardo Ocón y de las del Parque del Retiro de Madrid–, presentaba grietas en sus orejas, quien sabe si de tantos tirones dados por los críos subidos a él, así como pérdida de la pátina, por lo que el pasado 16 de noviembre fue retirada de su lugar para ser restaurada por la empresa especializada Quibla Restaura.

La escultura, que permanece en el Parque desde 1968, forma parte de la historia de muchos niños malagueños que en los últimos 48 años han disfrutado con la simpática estatuilla. Las colas guardando turno para subirse a los lomos del personaje de la obra del escritor onubense Juan Ramón Jiménez ‘Platero y yo’ han sido frecuentes en todos estos años ante la gran aceptación que siempre ha despertado entre los más pequeños el burrito, sobre cuya grupa se han fotografiado generaciones de malagueños.

La imagen requería un tratamiento con soldadura y productos químicos que no podían hacerse en la zona de los juegos infantiles, por lo que fue necesario llevarla al taller del fundidor, según comunicó el Ayuntamiento. Los trabajos de restauración han corrido a cargo del presupuesto que el Área de Cultura tiene anualmente para este tipo de actuaciones en el patrimonio histórico-artístico de la ciudad.

Arreglos junto al Auditorio Eduardo Ocón. :

Arreglos junto al Auditorio Eduardo Ocón. : / J. M. A.

Eduardo Ocón: arreglo del albero

Cualquiera que haya pasado estos días por el lateral sur del Paseo del Parque habrá observado que se vienen realizando unos trabajos junto al Auditorio Eduardo Ocón, y que el camino para dirigirse hacia el Paseo de los Curas está cortado por uno de los costados del recinto musical. Al parecer los trabajos tratan de mejorar el paso por esa zona, que es de albero y donde había muchos boquetes, por lo que al pasar por allí más de un nativo, y también más de un turista, daba un traspié. Una mejora que resulta necesaria y que es importante teniendo en cuenta que ese es un paso muy utilizado por muchas personas que cruzan el Parque en dirección al Muelle Uno.

Calle Carretería: baldeos con lluvia

A algunos ciudadanos, como a Juan Ramírez, les sorprende ver baldear las calles en días de lluvias como los pasados. «No ha parado de llover en los últimos días y el sábado, cuando más llovía, había un camión de Limasa baldeando la calle Carretería», afirma.«¿Cómo es posible eso?», se pregunta. «No estaban utilizando detergente y me parece increíble que se gaste agua inútilmente que luego pagamos todos los ciudadanos baldeando en días de lluvia», manifiesta.

Desconocemos si hay razones para mantener la programación de los baldeos de la ciudad cuando llueve.