Diario Sur

Sichar se repliega a la Diputación

Sichar, Carballo y Cassá en el salón de plenos tras los populares.
Sichar, Carballo y Cassá en el salón de plenos tras los populares. / Salvador Salas
  • El edil de Ciudadanos deja sus competencias en el Ayuntamiento y se dedicará en exclusiva a la portavocía del ente supramunicipal. Los populares y los naranjas, ¿pescan en el mismo lago?

Fue justo después de la presentación de su libro ‘Las siglas de la democracia’, a la que no asistieron ni el portavoz de Ciudadanos en la Casona, Juan Cassá, ni el edil naranja Alejandro Carballo, cuando el portavoz de esta fuerza en la Diputación, Gonzalo Sichar, se dirigió a su grupo municipal –donde es edil– y se acordaba que dejaba las competencias que hasta entonces había tenido en el Ayuntamiento.

La ausencia de Cassá y Carballo en la puesta de largo de su ejemplar fue muy comentada en los pasillos, y era justo al día siguiente cuando Sichar abandonaba motu proprio la comisión de Cultura, según explicaba su grupo naranja. Él, sin embargo, reseñaba ayer a este periódico que lo hacía por sugerencia de sus compañeros en la Casona, «dada mi falta de tiempo», puntualizaba. Realmente, no le había cogido regusto a esta comisión porque apenas si habrá ido a dos citas. La última, de este mes de noviembre, le hizo el quite su compañero Carballo justo cuando tocaba votar a favor de la ‘contramoción’ del PPpara no reconocer el genocidio armenio por no ser una competencia municipal, con la que Sichar estuvo totalmente en contra desde el principio. Ycomo este asunto es tan farragoso, hay que dejar claro que Sichar explicó a esta sección que había que ser justos con la historia y reconocer esta matanza en el país caucásico. El sapo le tocó tragárselo a Carballo, aunque luego en el pleno dejaran solo al equipo de gobierno del PPcon su ‘contramoción’, puntualizando que su grupo naranja había votado a favor del reconocimiento del exterminio armenio en el Parlamento Europeo y que querían mantener la coherencia. Vamos, que al pobre de Carballo le tocó, además, el donde dije digo, digo Diego. Esto de la política a veces no está pagado.

También iba Sichar al consejo de la mujer y al consejo social de la ciudad. Ysegún cuentan en su grupo municipal, también ha cursado ‘baja’ voluntaria, aunque él subraya que aún no lo sabe, pero que imagina que «el razonamiento será el mismo», pero que es un tema al que «no le da mucha importancia» porque tiene mucho trabajo en la Diputación. Alega que en estas fechas anda liado con la negociación presupuestaria. Así, que a excepción del pleno, se ve que quiere centrarse totalmente en sus quehaceres en el ente supramunicipal. Pero, como el río ya sonaba, ayer se comentaba entre los grupos políticos lo poco que le ha durado a Sichar su nueva competencia en la comisión de Derechos Sociales y Cultura. Apenas dos sesiones.

Así que la información que titulaba esta sección ‘Cassá y Sichar estrechan lazos’ (SUR, 9/9/16) ahora se puede leer de segunda vuelta por si alguien quiere darle un repaso justamente a la inversa, y a toro pasado compararla con el presente. En pocas palabras, los lazos se disuelven entre el naranja adscrito a la Diputación y sus dos compañeros en la Casona. Sichar se circunscribirá a su asistencia al pleno municipal, que es ‘preceptiva’ por dos cuestiones: si se ausentara, el equipo de gobierno del PPperdería las votaciones sistemáticamente y porque los concejales sin dedicación exclusiva cobran lo que se llama asistencia a órganos colegiados, que se eleva a 11.000 euros.

¿Cómo se lo toman?

Lo cierto es que en el grupo municipal de Ciudadanos el hecho de que Sichar haya decidido dejar sus competencias en el Ayuntamiento no ha sentado mal, más bien no le dan tampoco ninguna importancia, como hacían ver ayer sin tapujos. ¡Qué desamor!

De hecho, Cassá aprovechaba para sacar pecho y decir:«El autobús va a llegar a Pinares de San Antón y lo sabes...», con risas de los suyos incluidas porque en el pleno del pasado jueves habían conseguido sacar adelante que una línea de autobús llegue hasta esta barriada, así como a Lomas de San Antón y a Miraflores de los Ángeles.

Pescando en el mismo lago

El edil naranja Alejandro Carballo contaba guasón ayer que cuando exponían la moción del autobús a Pinares de San Antón en la sesión plenaria, el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, les espetaba:«Estáis pescando en nuestro lago», a lo que Carballo le contestaba:«Es que el lago se os está secando». Bendodo siguió:«Si se seca, se nos seca a los dos», a lo que finalizó Carballo:«Ya, por eso nosotros le estamos echando agua». Estas son las bambalinas, señores. El lago, tras un año y medio de las elecciones municipales no sabemos si está medio seco, con una buena lámina de agua o pudiera desbordarse tras las lluvias del PPen el Gobierno de la nación. Lo que está claro es que es el mismo para ambos partidos, o lo que viene llamándose el mismo granero de votos, con una particularidad esencial añadida:los populares necesitan encarecidamente a los naranjas. Gracias a ellos gobiernan en el Ayuntamiento y en la Diputación. En eso, no hay vuelta de hoja.