Diario Sur

La promotora del hotel de Moneo tiene hasta el jueves para saldar su deuda con el Consistorio

El tiempo se acaba para la unión temporal de empresas Braser II, promotora de la actuación para transformar la zona de Hoyo de Esparteros, que incluye un hotel diseñado por Rafael Moneo. Este jueves se agota el último plazo dado por el Ayuntamiento -el tercero de los dos últimos años- para que esta UTE salde la deuda millonaria que mantiene con las arcas locales en base al convenio urbanístico que lleva asociado esta operación. Según ese acuerdo, Braser II ya debería haber entregado al Consistorio 4,8 millones de euros que, sumados intereses y recargos, hoy podrían ser ya más de siete millones. Sin embargo, hasta ahora lo ha podido eludir por diferentes aplazamientos.

La promotora dispone aún de las horas del mismo jueves para efectuar el pago pero, una vez pasadas las doce de la noche, empezará a ponerse en marcha la maquinaria del organismo de Gestión Tributaria para activar el embargo que pesa sobre los suelos de Hoyo de Esparteros, con la finalidad de subastarlos y poder así cobrar la deuda. No obstante, Braser II podría frenar esa vía si salda parte de la deuda el mismo jueves o en los días inmediatamente posteriores, lo que podría facilitarle beneficiarse de un nuevo aplazamiento. Pero, para ello, es condición indispensable que pague parte de la deuda.

Este periódico intentó ayer sin éxito contactar con responsables de Braser II para conocer si tienen previsto realizar algún movimiento en los tres próximos días para saldar la deuda. Después de que los grupos municipales de la oposición bloquearán en julio los últimos trámites que restaban para la aprobación de los permisos de obra del proyecto de Hoyo de Esparteros, esta controvertida operación, que implica el derribo del edificio de La Mundial, a lo que se opone una corriente ciudadana, parece haber quedado encajada en un callejón sin salida, pendiente todavía de la solvencia económica de su promotora.