Diario Sur

Chiquito de Málaga

Ana Carmen Mata, Francisco Salado, Jorge Garbajosa, Scariolo, Elías Bendodo, Chiquito, Manuel Sarriá y Francisco de la Torre. :: salvador salas
Ana Carmen Mata, Francisco Salado, Jorge Garbajosa, Scariolo, Elías Bendodo, Chiquito, Manuel Sarriá y Francisco de la Torre. :: salvador salas
  • La Diputación entrega al humorista el título de Hijo Predilecto de la provincia y a Sergio Scariolo, el de Hijo Adoptivo

Más de cincuenta años llevaba sobre los escenarios flamencos como cantaor cuando un programa de televisión, 'Genio y figura' a mediados de la década de los noventa del pasado siglo, lo lanzó al estrellato como humorista con un estilo propio e inconfundible. Durante toda su carrera paseó el nombre de la calle que le vio nacer, la Calzada en el barrio de la Trinidad de la capital, por todo el mundo. Su tierra natal saldó este lunes una deuda con uno de sus artistas más representativos: Gregorio Sánchez Fernández 'Chiquito de la Calzada' o, desde ayer, Chiquito de Málaga.

La Diputación, institución pública representante de toda la provincia, le hizo entrega del título de Hijo Predilecto de Málaga, durante una solemne ceremonia, donde también reconoció a Sergio Scariolo, seleccionador nacional de baloncesto, como Hijo Adoptivo de la provincia en la que tiene fijada su residencia -concretamente en Marbella- desde hace años. El acto se desarrolló en un auditorio Edgar Neville lleno (unas 400 personas) y bajo la batuta, como presentador, de Adolfo Arjona, director de Cope Málaga. La parte musical corrió a cargo de la coral Santa María de la Victoria y el quinteto de metales de la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga.

A sus 82 años, Chiquito de la Calzada recibió la distinción como reconocimiento a su talento y creatividad, que le hizo revolucionar el humor con un estilo propio y creador de un lenguaje gestual y verbal -ahí están palabras como 'fistro', 'candemor' o 'jarl' o expresiones del tipo 'pecador de la Pradera', 'por la gloria de mi madre' o '¿te dan cuen?' incorporadas ya al habla de los españoles- impregnados de una gran personalidad. Un capacidad creativa que ha hecho que a Chiquito de la Calzada se le haya considerado el Picasso de los chistes.

«Estoy muy agradecido de que Málaga se haya acordado de mí. Este reconocimiento no se me olvidará en la vida. No tengo palabras para agradecer este gesto. Yo esto no me lo esperaba», afirmó Chiquito de la Calzada cuando recibió, de manos del presidente de la Diputación, Elías Bendodo, el cuadro con la distinción. «Vosotros creéis que lo voy a vender, pero esto se quedará en mi casa», ironizó.

Y es que a Chiquito de la Calzada se le vio a gusto y emocionado. «Es que no quiere irme de aquí, estaría seis días», dijo. Tal era su agradecimiento que se arrancó a contar un par de chistes, que despertaron la carcajada general, e incluso hizo algún gesto característico de su habitual puesta en escena moviendo la pierna derecha hacia adelante y atrás. Además, recitó la letra de un fandango, recordando su etapa como cantaor flamenco: 'Viva Málaga la bella / rincón de la alegría / que si a prueba me pusieran / por ella la vida daría'.

Su figura fue glosada por el humorista Manuel Sarriá, quien más que en la faceta profesional se detuvo en «la gran humanidad» como persona de Gregorio Sánchez. Para ello, relató que su hermano, enfermo de síndrome de Down, cuando estaba a punto de morir pidió conocer a Chiquito y que éste lo visitó y estuvo con él más de media hora haciéndolo reír; un gesto que un emocionado Sarriá manifestó que no olvidará.

Sergio Scariolo dijo estar «abrumado» por la distinción y al mismo tiempo «agradecido» por el reconocimiento de su tierra de adopción. «Espero ser digno embajador de Málaga allá donde vaya», destacó el seleccionador de baloncesto, quien añadió que es «un honor» compartir la distinción con Chiquito de la Calzada. En este punto, reconoció que cuando llegó a España desde Italia y aprendía el castellano veía al humorista malagueño en la televisión para aprender el idioma y las expresiones del lenguaje.

Scariolo, que llevó al Unicaja a ganar la Copa del Rey y la Liga ACB, fue presentado por el presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, quien en su glosa remarcó que el técnico italiano «se siente como un malagueño más».

Elías Bendodo, por su parte, subrayó que con estas distinciones se reconoce «el esfuerzo, el tesón, la creatividad y el talento» de Chiquito de la Calzada y Sergio Scariolo. Del italiano, el presidente de la Diputación destacó sus éxitos deportivos y su capacidad «para crear equipos y demostrarnos que nada es imposible si trabajamos todos unidos para conseguirlo».

«No hay ni un hogar malagueño donde Chiquito no haya despertado una risa o una carcajada», expuso Bendodo respecto al humorista malagueño, de quien remarcó su gran cualidad de hacer reír. «La risa, como la verdad, nos hace más libres», apostilló.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, fue el encargado de abrir el acto destacando que los dos homenajeados «nos han hecho a todos muy felices» en sus distintos campos.

La coral Santa María de la Victoria regaló a Scariolo el 'Va, Pensiero' de la ópera 'Nabucco' de Verdi y a Gregorio Sánchez la pieza 'En el café de Chinitas'; y es que en este restaurante del Centro de la capital es habitual encontrarse con quien desde este lunes ya se le puede denominar como Chiquito de Málaga.