Diario Sur

Detenida en Málaga una mujer que presentó una denuncia falsa de haber sufrido un secuestro y violación durante 17 días

  • La arrestada, de 24 años y nacionalidad nigeriana aseguró que la retuvieron en una casa junto a otras dos mujeres que también fueron vejadas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a una mujer de 24 años y nacionalidad nigeriana por su presunta responsabilidad en un delito contra la administración de justicia, ya que denunció falsamente ser víctima de un secuestro y violación durante 17 días.

Según las pesquisas, la investigada interpuso una denuncia ante la Policía Nacional que resultó ser falsa, en la que manifestaba haber sido retenida 17 días en una casa de campo y violada en reiteradas ocasiones por sus presuntos captores.

La investigación se inició tras recibirse un aviso del personal sanitario de un centro de salud de la capital malagueña sobre una presunta agresión sexual sufrida por una paciente de 24 años, según han informado desde la Policía Nacional a través de un comunicado.

La supuesta víctima denunció en dependencias policiales haber sido privada de libertad 17 días en un área rural, periodo en el que fue sometida a continuas violaciones por un grupo de cinco hombres.

Según expuso en la denuncia, la joven subió voluntariamente al coche de dos desconocidos en un punto del distrito oeste; luego iniciaron un viaje de 40 minutos hasta llegar a una zona rural de casas diseminadas, donde, una vez dentro de una vivienda, le retiraron su teléfono móvil.

Asimismo, la joven añadió que fue retenida durante 17 días, periodo de tiempo en el que, supuestamente, sufrió numerosas agresiones sexuales por parte de cinco hombres. En aquella casa, además, coincidió con otras dos mujeres que, al igual que ella, fueron privadas de libertad y que también fueron violadas por sus captores.

También aseguró que tras un cautiverio de más de dos semanas, la joven consiguió convencer a uno de sus captores para que la liberara. No obstante, según manifestó, las otras dos chicas permanecían encerradas en el sótano de aquella vivienda.

Las pruebas, clave

Por ello, los investigadores iniciaron las pesquisas para identificar a los presuntos responsables de los hechos, así como el lugar exacto dónde se produjeron. En la reconstrucción del caso los agentes hallaron pruebas que pusieron en evidencia el testimonio de la supuesta víctima.

La Policía Nacional concluyó que la denunciante usó su teléfono durante el tiempo en que presuntamente estuvo retenida, pese a indicar que le fue retirado por sus captores.

De igual modo, las pesquisas determinaron también cómo la mujer estuvo acompañada de un conocido, con quien contactó de manera consentida, lo que desmontaba el relato inicial de la denunciante.

La supuesta víctima, que se encuentra de manera irregular en el territorio nacional, ha sido detenida por su presunta implicación en un delito contra la administración de justicia -simulación de delito-. Por todo ello, la arrestada ha sido puesta a disposición de la autoridad judicial competente en unión con las diligencias instruidas al caso.