Diario Sur

La gran familia de los Lamothe de España se reúne en Málaga

Sesenta y siete miembros de la familia Lamothe asistieron ayer al encuentro. :: álvaro cabrera
Sesenta y siete miembros de la familia Lamothe asistieron ayer al encuentro. :: álvaro cabrera
  • El encuentro se ha celebrado con motivo del bicentenario del nacimiento de Prosper Dominique Lamothe Bernasqué

Descendientes de Prosper Dominique Lamothe de distintos puntos de España se reunieron ayer en Málaga y visitaron varios enclaves de la ciudad. Al encuentro han asistido 67 Lamothe procedentes de Madrid, Valencia, Sevilla, Huesca, Puerto de Puerto de Santa María y Málaga, entre otras ciudades españolas. La reunión se ha celebrado con motivo del bicentenario del nacimiento de Prosper Dominique Lamothe Bernasqué, ha explicado a este periódico el organizador del encuentro, Jorge Lamothe Moreno. En estos momentos, el número de sus descendientes asciende a 150, aproximadamente.

Prosper Dominique Lamothe nació en Bayona (Francia) el 26 de Noviembre de 1816, hijo de Vidal Lamothe, natural de Aramits (Francia), y Dolores Bernasqué, nacida en Écija. Hacia 1832 Prosper viajó a España y fue acogido en Málaga por un buen amigo y paisano de su padre, Monsieur Mongrand, comerciante en vinos.

Inicio de la historia

El 20 de Abril de 1844 se casó con Concha Rivas en la parroquia de San Juan de Málaga y en ese momento empezó la historia española de la Familia Lamothe.

En 1852 heredó las bodegas de Monsieur Mongrand, probablemente su padrino y fundó la sociedad Prosper Lamothe & Cía. Se estableció junto a la antigua Casa de Mongrand, situada en la ya desaparecida calle de Siete Revueltas, en las inmediaciones de la actual plaza de las Flores.

Al comenzar sus negocios, en un primer momento la sociedad Prosper Lamothe & Cía se dedicó a la exportación de productos vinícolas. Con el paso de los años fue prosperando y se conviertió en una de las bodegas más emblemáticas de España con viñedos y lagares propios en los Montes de Málaga y en Manzanares. En 1879 sus dos hijos Prosper y Carlos se hicieron cargo de las bodegas y se asociaron con Fernando Jiménez. Un 26 de noviembre se fundarón las Bodegas Jiménez &Lamothe. Posteriormente, en 1918, las bodegas fueron adquiridas por el Marqués de Larios.