Diario Sur

Clientes atestan una tienda en la calle Larios. :: f. gonzález
Clientes atestan una tienda en la calle Larios. :: f. gonzález

Los malagueños desafían al mal tiempo y llenan las tiendas en el Black Friday

  • La moda y la electrónica causan el mayor furor en una jornada que ofrece estampas propias de un primer día de rebajas

Ni el frío, ni el viento ni la lluvia desanimaron ayer a los malagueños, que se lanzaron ayer a las calles del casco histórico y los centros comerciales para aprovechar las ofertas y descuentos del Black Friday. Esta fórmula comercial procedente de Estados Unidos puede darse definitivamente por adoptada por estos lares, a juzgar por el ambiente propio de un primer día de rebajas que se observaba ayer en las tiendas más populares.

Especial furor causó el 20% de descuento ofrecido por todas las marcas del grupo Inditex. Así, una larga cola de clientes esperando para pagar sus compras cruzó durante la mayor parte del día la tienda de Zara del Centro de Málaga. La estampa propia del comienzo de rebajas se completaba con montones de ropa desordenada acumulados por todas las estanterías del establecimiento. Y es que muchos consumidores aprovecharon el día de ayer para hacer las compras navideñas con descuento. «Como han ampliado el plazo de devolución hasta enero, lo suyo es comprar ahora los regalos y ahorrarse un buen pico», comentaba una clienta cargada de prendas en la cola de la caja de Zara. La tecnología fue la otra gran protagonista de la jornada. Los agresivos descuentos lanzados por las principales superficies especializadas para los productos más demandados -teléfonos móviles y 'tablets'- tuvieron una calurosa acogida por parte de los consumidores malagueños.

Moda, complementos, juguetes, tecnología, muebles, coches... Los descuentos del Black Friday se han extendido este año a todo tipo de comercios, pero no sólo a ellos. Restaurantes, centros de estética y agencias de viajes, entre otros negocios, también se han sumado a esta moda 'yanqui'. Además, son muchas las firmas que han prolongado las ofertas durante varios días o incluso toda esta semana. Por ejemplo, el centenar de tiendas y restaurantes del Centro Histórico que han impulsado una campaña promocional específica.

La fuerte afluencia de consumidores a los principales puntos comerciales de la ciudad causó incluso algunos problemas de tráfico. El entorno de El Corte Inglés y los accesos del Centro Histórico estuvieron saturados durante buena parte de la mañana y de la tarde. En Marbella, el centro comercial La Cañada también se atestó de clientes a la caza de descuentos.