Diario Sur

Sucio amanecer en Huelin

Suciedad en la playa de Huelin junto a la glorieta de Antonio olina.
Suciedad en la playa de Huelin junto a la glorieta de Antonio olina. / B. de la Rosa
  • Toallitas y otros desechos aparecen en la playa tras las últimas precipitaciones registradas

Es una imagen que se repite cada vez que llueve: las playas de Huelin amanecen cubiertas de toallitas y otros desechos, aunque al mediodía la suciedad desaparece. Así lo denunciaba ayer un vecino de la barriada que frecuenta esas playas y que acostumbra a bañarse, haga sol, esté nublado o llueva como ha sucedido estos días. «Mi tempranero baño diario lo truncó el esperpéntico estado con el que aparecieron las playas de Huelin», dice B. de la Rosa. «Además el hedor era insoportable, como suele ocurrir casi siempre que cae en Málaga algún chaparrón, y llevamos años sufriéndolo», dice. Para ilustrar su testimonio este vecino acompaña su queja con unas fotografías tomadas en torno a la glorieta de Antonio Molina. «Algunas imágenes pueden dañar las sensibilidad visual y respiratoria de algún receptor de las mismas», advierte. «¡Qué diría el actor malagueño Antonio Banderas si viera el estado de esas playas, paralelas al paseo marítimo que lleva su nombre!». «No hay que ir muy lejos para ver de donde salen esa suciedad y esas ratas», señala apuntando a unos aliviaderos que desembocan en el mar en aquella misma zona.

El Morlaco: comida para los gatos

Aurora es una vecina de Pedregalejo que afirma que pasa a diario por el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso y dice que a la altura del Morlaco es normal encontrar a gente alimentando a los gatos que hay en las rocas de la zona. Pero señala que allí, «el olor es insoportable porque la comida la dejan en el bordillo a la vista de todo el mundo», como se aprecia en la fotografía que envía. «En verano con el calor el olor aumenta, pero el colmo fue el otro día cuando encontré varios montones de cabezas y raspas de pescado que ya no solo dan una imagen horrible, sino que también resulta muy desagradable al pasar y respirar en ese lugar».

Restos de pescados para alimentar a los gatos en El Morlaco.

Restos de pescados para alimentar a los gatos en El Morlaco. / Aurora

Calle Massenet: excrementos de perros

La calle Massenet, en Las Virreinas, «sigue siendo una pocilga llena de excrementos de perros y utensilios en la acera», pese a los avisos que dice un vecino de la zona, José Gámez, asegura que ha dado a la junta de distrito Palma–Palmilla, a la Policía Local y al propio Ayuntamiento de Málaga. «Ruego a las autoridades competentes hagan un seguimiento de esta calle en las horas en las cuales son más habituales los paseos de perros para que hagan sus necesidades y apliquen el máximo rigor de la ley para que cunda como ejemplo sobre ciertas personas incívicas que no recogen los excrementos», suplica. Y es que según este ciudadano, «jamás vi a nadie recoger los excrementos de su perro», cuando pasa por esa calle. Una vía que aparece en una serie de fotografías tomadas por él con excrementos en un tramo de apenas 10 metros. «Señores responsables del Ayuntamiento y autoridades, ¿a que en la puerta de sus casas no hay tantas cacas por metro cuadrado?, pues en sus manos está poner remedio y educar a los infractores», concluye.