Diario Sur

Detienen a un hombre que se atrincheró en su casa al saberse buscado por apuñalar a otro en Málaga

  • La víctima fue hospitalizada tras sufrir dos heridas de arma blanca, una en el cuello y otra en el pecho

Un joven de nacionalidad española ha sido arrestado tras atrincherarse en su domicilio, en la barriada de García Grana, adonde la Policía Nacional había ido a buscarlo para detenerlo como sospechoso del apuñalamiento de un vecino, que ingresó en el hospital con heridas de arma blanca en el cuello y en el pecho.

El suceso, que provocó cierto revuelo en la barriada malagueña, sucedió el lunes en dos momentos diferentes. La primera actuación policial se produjo por la tarde, cuando la policía intervino por el apuñalamiento de un hombre de raza negra, según ha podido saber SUR.

Los agentes que investigaban la agresión no tardaron en identificar al presunto autor. Se trataba de un vecino de la barriada que residía en la calle Záncara, a escasos metros de la Jefatura de Policía Local en el distrito de Cruz del Humilladero.

Los policías acudieron al domicilio del sospechoso y llamaron a la puerta, pero al parecer el hombre se negaba a abrirles. Tras reiterados intentos, la comisaría decidió movilizar por la noche al equipo de negociadores, para intentar convencerlo, y al Grupo de Operaciones Especiales (GOES) por si era necesario asaltar la vivienda, ya que el joven seguía atrincherado y, según las fuentes, tiene algún antecedente violento.

Finalmente, no fue necesario entrar por la fuerza, ya que la negociación dio sus frutos y el sospechoso abrió la puerta del piso y se entregó a los agentes. La policía lo trasladó a la comisaría del distrito Oeste, donde se instruyen diligencias contra él por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa. Los investigadores sospechan que la agresión tuvo un móvil de índole sentimental.

Tercer apuñalamiento

Es el segundo apuñalamiento grave que trasciende en Málaga capital en apenas 72 horas, y el tercero en solo 10 días. El viernes por la noche, un hombre de 45 años ingresó en el hospital en estado grave con heridas de arma blanca en el cuello y en el abdomen. Había tenido una pelea en la zona del pasaje de Mármoles con otro individuo, que fue detenido por la Policía Local, y que también presentaba contusiones. Los agentes intervinieron una navaja y un cúter.

Entre tanto, el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional sigue investigando la muerte de un hombre de 44 años que el pasado día 13 recibió cinco puñaladas –cuatro en la espalda y una en el pecho– junto a un bar de copas de la zona de Arroyo de los Ángeles. El fallecido era vecino de La Palmilla y tenía varios antecedentes policiales.