Diario Sur

Torralbo negocia con el alcalde buscarle a Espinosa otra oficina en el Ayuntamiento

En el centro, Ramos y su hija Celia, concejal infantil, junto al alcalde, Andrade, Pérez, Martín Palop, Torralbo y Porras.
En el centro, Ramos y su hija Celia, concejal infantil, junto al alcalde, Andrade, Pérez, Martín Palop, Torralbo y Porras. / P. R. Q.
  • Se consultará con un arquitecto para disponer un espacio al edil no adscrito que no sea en su anterior grupo. Pleno infantil cargado de buenos sentimientos y esperanza

Finalmente parece ser que el decreto de Alcaldía habilitándole un despacho al edil no adscrito, Juanjo Espinosa, en su anterior grupo Málaga Ahora no llegará al pleno municipal de mañana jueves. En la junta de portavoces, que los líderes de los grupos políticos realizan antes de cada sesión plenaria para ordenar los puntos del día y las intervenciones, la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, tuvo una conversación con el alcalde Francisco de la Torre y le pidió que la oficina que le iban a dar a Espinosa dentro de Málaga Ahora(que compartía el edil con el jefe de prensa Santiago Fernández Patón) siga perteneciendo al grupo. «Me ha confirmado que iban a hablar con un arquitecto para buscar soluciones y encontrar un despacho adecuado en otro espacio», explicó Torralbo, que añadió que las motivaciones que expuso pasaron porque el número de metros cuadrados de los que dispone Ciudadanos es ahora similar al de ellos, con tres concejales los dos, 72,30 metros cuadrados y 71,45, respectivamente. «Le he hecho llegar que es necesario que Espinosa tenga un espacio digno, pero no sacrificando un despacho que para nosotros es vital, explicó la portavoz de Málaga Ahora.

Hay dos precedentes cercanos en la Casona de ediles no adscritos:Antonio Serrano, que se quedó con la mitad de la oficina de IUa costa de Pedro Moreno Brenes y Carlos Hernández Pezzi, que acabó incluso en otra planta diferente a la su exgrupo político, el PSOE. Así que no hay nada escrito sobre este asunto.

Estos días atrás corría el bulo de que ya estaban abriéndole la oficina a Espinosa en Málaga Ahora porque se ha visto a albañiles de Servicios Operativos con el material propio para hacer una obra. La construcción, sin embargo, es una pequeña sala de reuniones que Ciudadanos ha realizado en su grupo para atender a los colectivos con más intimidad.

Pleno infantil. Concejala de pura cepa

La alcaldesa niña Isabel García presidía ayer la sesión del pleno infantil en el que los escolares debatieron sobre el acoso (bullying) en las aulas, la igualdad entre niños y niñas y los derechos sobre los menores refugiados. La chiquillería inundaba ayer los pasillos del Ayuntamiento. Un soplo de aire fresco con bocata de salchichón y batido de chocolate en mano tras finalizarse la sesión como si se tratara del recreo del colegio haciendo suya la segunda planta, donde se disponen los grupos políticos.

Concejales de todos los partidos quisieron vivir el encuentro, en el que se celebraba también que en 2018 Málaga acogerá el Congreso Mundial de la Infancia y la Adolescencia, tras el exitoso viaje que realizó la semana pasada la concejal de Cultura y Educación, Gema del Corral, con Rosetta Leiva, presidenta de Infancia&Empresa a Paraguay. Tras el congreso, en el que Málaga ganó a ciudades de Guatemala y Argentina, Del Corral y Leiva vivieron su particular odisea Tom Hanks en ‘La terminal’ deambulando tres días por aeropuertos, que empezaron con los problemas técnicos de su avión de vuelta desde de Sao Paulo, como contaban ayer las dos entre risas.

Una de las concejalas del pleno infantil Celia Ruiz Ramos, elegida consejera municipal de su colegio Paulo Freire, en Parque Mediterráneo, y más tarde seleccionada en el Centro Cívico, ocupaba ayer un lugar privilegiado en la bancada de la derecha de la presidencia, justo la contraria en la que se sentara su padre, Manuel Ruiz, concejal fallecido de IU, y su madre, actual edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos. Celia destila municipalismo en vena. La pequeña de 10 años, que se mostraba feliz, no dejó atrás su vena reivindicativa, bien heredada de sus dos batalladores progenitores, y se quejaba, entre bromas, en un escrito diciendo que no había ningún alimento en la máquina expendedora sin gluten.

Otra escolar reivindicaba que arreglasen el camino de Olías, donde vive, para que los Reyes Magos este año lleguen con la carretera asfaltada hasta su casa. Fotos, diplomas y de regalo, el libro Guinness de los récords. Y algarabía, mucha, en el añejo salón de plenos, en el que ayer bajaban décadas la habitual media de edad. Viéndoles a todos ellos, no cabe duda:hay futuro.