Diario Sur

Setenta solares del Centro, pendientes de un acuerdo entre Ayuntamiento y Junta

  • Las administraciones local y regional no han firmado aún el convenio que anunciaron en enero para repartirse los suelos de las 'tecnocasas'

Once años después de que el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía sellaran un acuerdo para reservar numerosas parcelas del Centro de Málaga para la construcción de una novedosa tipología de vivienda pública en alquiler con un espacio vinculado para el 'teletrabajo', las bautizadas como 'tecnocasas', la fallida operación mantiene en suspenso el futuro de unas setenta parcelas del casco antiguo que todavía aguardan su destino, en función de un nuevo convenio entre las administraciones local y regional que no se ha firmado todavía. Más de tres años después de que la Consejería de Fomento y Vivienda, entonces en manos de IU, decidiera dar carpetazo al proyecto de las 'tecnocasas', todavía no ha rubricado con el Consistorio el documento para repartirse estas fincas, cuyo abandono ofrece una lamentable imagen del corazón de la ciudad.

El pasado mes de enero, las dos administraciones anunciaron que ya habían llegado a un acuerdo para ese reparto, y confiaron en firmar el convenio que lo recoja en el menor plazo de tiempo posible. Después de diez meses sin nuevas noticias al respecto, la Consejería de Fomento anunció ayer que ha convocado una nueva reunión con el Ayuntamiento para el jueves de la semana que viene en la que se tratarán «los pocos asuntos pendientes en la negociación» que, tras este comunicado de la Administración regional, es evidente que no estaba totalmente cerrada.

Distribución de tareas

Según lo anunciado el pasado mes de enero, el Ayuntamiento se quedará finalmente con más de la mitad de las parcelas, que servirán para la construcción de unas 200 VPO -suelos en las calles Gigantes, Lagunillas y Parras-, para mejoras en el viario de la ciudad y para equipamientos públicos. Otros solares serán para la Junta, que se ha comprometido a impulsar las obras de 28 viviendas en suelos de la calle Parras y un total de 16 en un antiguo corralón de la calle Curadero, en El Molinillo, una vez que se cierre el convenio con el Ayuntamiento. Otros solares no serán expropiados, por lo que sus propietarios podrían pedir ser indemnizados.

Según pudo conocer este periódico, el Ayuntamiento pagará a la Administración regional por algunos de los suelos que son de su propiedad, y la Junta se compromete a abonar las expropiaciones que todavía siguen pendientes de pago y que han llevado a más de una decena de propietarios a emprender acciones judiciales contra el Consistorio y el Gobierno andaluz por este motivo. Hace tres años que el equipo de gobierno municipal cifró en casi ocho millones de euros las expropiaciones por abonar a los dueños de las parcelas que se reservaron para las 'tecnocasas', un dinero que la Consejería de Fomento debía transferir a la Gerencia Municipal de Urbanismo para que ésta a su vez lo abonara a los particulares. Esa cantidad será hoy más elevada, ya que habrá que sumarle intereses.

Según aclaró ayer la Administración regional, aún no ha cerrado con el equipo de gobierno local el calendario de los pagos que las partes se comprometen a efectuar, la asunción de las costas procesales de los procedimientos judiciales que están aún en curso y la composición de una comisión de seguimiento.