Diario Sur

Primera movilización en la calle para pedir un bosque en los terrenos de Repsol

fotogalería

Más de doscientas personas se han concentrado en la plaza de la Marina. / FRANCIS SILVA

  • Algo más de doscientas personas asisten a la concentración celebrada en la plaza de la Marina

La primera acción en la calle para reclamar que las 17 hectáreas de los antiguos terrenos de Repsol se destinen a un gran pulmón verde ha reunido la tarde de este miércoles a algo más de 200 personas. Al grito de "Queremos un bosque urbano" y "De la Torre, no queremos más Torres" , vecinos procedentes de distintos puntos de la ciudad y representantes de la treintena de organizaciones sociales, profesionales y políticas que hasta ahora se han adherido a esta causa han permanecido durante una hora en la plaza de la Marina en un acto que ha concluido con la lectura de un manifiesto a cargo de Javier y Ana, la pareja que en enero dio origen a esta iniciativa a través de una recogida de firmas en la plataforma digital Change.org.

"¿Quién nos iba a decir entonces que en tan poco tiempo íbamos a dar tantos pasos?", han comentado. Unos pasos que tendrán continuidad ya que "ésta es la primera de muchas acciones que vamos a realizar para explicar a los malagueños la importancia de crear un gran pulmón en esta zona de la ciudad y hacerle ver al alcalde que la ciudadanía quiere un parque y no más hormigón", ha afirmado Pedro Francisco Sánchez, el portavoz de la plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga, a cuya reivindicación se han unido una treintena de colectivos que defienden que las 17 hectáreas de esta parcela ubicada en una de las zonas más densamente pobladas de Europa se conviertan en un gran pulmón verde, con el convencimiento de que su éxito pasa por la movilización ciudadana, en vista del bloqueo institucional que existe en el Ayuntamiento, donde el PP (que gobierna en minoría) insiste en mantener el planeamiento vigente, que contempla cuatro rascacielos de hasta 34 plantas para viviendas, oficinas, áreas comerciales y un hotel; otras cuatro torres de hasta 11 para 400 VPO; y un parque de 70.000 metros cuadrados. Frente a esta postura, los grupos de izquierdas apuestan por que toda la finca se destine a un gran espacio verde, mientras Ciudadanos propone una solución intermedia.

Entre los asistentes está tarde había miembros de los grupos de izquierdas en la Casona del Parque (PSOE, Málaga Ahora, IU-Málaga para la Gente y el edil no adscrito Juan José Espinosa), Podemos, PCA, Equo, Izar o Ágora; los sindicatos UGT y CC OO; colectivos ‘verdes’ como WWF, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono, Economía del Bien Común Málaga, Ruedas Redondas y Fundación Rizoma; profesionales de la arquitectura y del Colegio de Geógrafos de Andalucía, la asociación de consumidores Facua, la Federación de Comercio de Málaga, las federaciones vecinales Unidad y Solidaridad y la Asociación de Vecinos La Cooperación.