Diario Sur

Revientan con gas dos cajeros automáticos en Málaga y Mijas

La sucursal asaltada en el polígono Jarapalos sufrió numerosos destrozos. :: sur
La sucursal asaltada en el polígono Jarapalos sufrió numerosos destrozos. :: sur
  • La policía investiga otras dos tentativas de robo en sendas sucursales de la zona de Benamara, en Estepona

Las explosiones de cajeros automáticos, que parecían haber quedado desactivadas tras la detención el 9 de noviembre de una banda a la que se atribuyeron más de una decena de robos (tres de sus presuntos integrantes acabaron entre rejas), vuelven a escena. Ayer, los ladrones reventaron otros dos bancos de Málaga y Mijas con gas acetileno, lo que confirma la presencia de al menos un segundo grupo organizado.

Los asaltantes, que actuaron en torno a la medianoche del domingo al lunes, se cebaron con dos sucursales de Cajamar situadas en sendos polígonos industriales. Primero, provocaron una explosión con gas en una oficina del polígono Guadalhorce. Aunque causaron destrozos, no consiguieron llevarse el dinero del cajero automático, ya que se vieron obligados a emprender la huida. Posteriormente, actuaron en otra sucursal ubicada en el polígono Jarapalos, en Mijas, con idéntico resultado. Numerosos daños, pero ni un solo euro de botín.

Otros intentos

Estos casos se suman a las dos tentativas registradas este mismo fin de semana en la zona de Benamara, en Estepona. Los delincuentes lo intentaron primero en una sucursal del Banco Santander y posteriormente en otra del Popular, muy próximas entre sí. En ninguna de las dos lograron su objetivo. Más aun, se vieron obligados a emprender la huida de forma precipitada en el segundo intento y se dejaron la goma con la que insuflan el gas dentro del dispensador de billetes y las bombonas de acetileno, lo que requirió la intervención de los especialistas del Tedax (Técnicos en Desactivación de Explosivos).

La Policía Nacional y la Guardia Civil, que llevan la investigación de forma conjunta, tratan de averiguar si existen vínculos entre esta banda y la desmantelada a principios de mes, que se saldó con la detención de cuatro hombres, además de una mujer que figura en la causa como investigada. Para los agentes, dos de los detenidos, ambos británicos, habrían sido los autores materiales de los robos que se les atribuyen.