Diario Sur

Onda Azul despide al jefe administrativo por la compra irregular de las cámaras

La comisión de Economía, ayer en el salón de plenos.
La comisión de Economía, ayer en el salón de plenos. / P. R. Q.
  • Unanimidad en el consejo para que la gerente lleve a la Fiscalía esta operación y otras irregulares. C’s apoya al alcalde para que continúe como presidente de la televisión

El consejo de administración de Onda Azul llevaba cierta magia incorporada aunque algunos no la vieron en una sesión farragosa, que se alargó más de tres horas. Se sentaban en la misma mesa la gerente Vanessa Martín Alloza y el consejero y edil socialista Francisco Conejo, quien ha tenido discrepancias con la primera por no acceder a parte de la información que pedía. Martín Alloza se disculpaba explicándole que con tantas preguntas le colapsaba el servicio de administración, que lleva varias semanas saliendo adelante gracias a la ayuda del funcionario Ángel Miranda, que tiene muy buena reputación en la Casona, desde que el jefe de administración de la televisión, Alejandro Briales, se quedara sin empleo pero sí con sueldo ante la apertura de un expediente disciplinario. Pues bien, ayer Martín Alloza, futuro rey mago Melchor,y Conejo, rey mago Baltasar, compartían una larga sesión, y no era precisamente de preparación de la cabalgata de Málaga, ni tampoco para buscar la estrella de Belén. Nada más lejos del pasaje bíblico que encarnarán ambos el día 5.

Abordaban ellos junto al resto de los consejeros y el presidente del consejo de administración de Onda Azul y alcalde Francisco de la Torre el despido de Briales por la compra irregular de las cámaras y lentes, que nunca llegaron (Gain&Peak ha devuelto ya unos 55.000 euros de los 68.000 de la licitación); así como porque no aplicó el plan de ajuste municipal a su propio sueldo en 2013 y «por ocultación de información a la Gerencia», como explicaron en el consejo. Ha resultado realmente sorpresivo que el comité de empresa de la televisión municipal no haya hecho ningún informe en contra del despido de Briales. Ayer, sin embargo, firmado por los empleados de Onda Azul, llegaba un comunicado, en el que se mostraban a favor de que se difunda y esclarezca cualquier irregularidad de la empresa, pero en el que lamentaban «estar en el punto de mira por cuestiones ajenas» a su trabajo y echaban en falta «que se valore el esfuerzo de los trabajadores para sacar adelante una programación de calidad».

El despido sale adelante a favor del PP, C’s y Málaga Ahora

El despido del jefe administrativo tras salir adelante el expediente disciplinario se aprobaba con los votos a favor del PP, Ciudadanos y Málaga Ahora y la abstención del PSOEe IU-Málaga para la Gente, según pudo saber este periódico de los asistentes al consejo, ya que los periodistas, como hemos explicado en otras ocasiones, en una falta clara de transparencia no pueden entrar a estos encuentros.

Uno de los puntos con más recorrido era del PSOE y consistía en mandatar a la gerente que lleve a la Fiscalía cualquier proceso irregular que considere de la televisión por si es constitutivo de delito, haciendo hincapié en el expediente de las cámaras, ya que Conejo estima que la anterior gerente, Fátima Salmón, ha salido indemne en esta contratación irregular y fallida. Esta votación salió adelante por unanimidad. El equipo de gobierno del PPse posicionó a favor para que se investigue sin cortapisas, como explicaron fuentes municipales. También se pedirá que se haga un estudio de protocolo por si Salmón debe devolver algún gasto indebido de los tickets que denunció el PSOE.

Otro de los asuntos del día, que proponía Conejo, entre trece puntos, era el cese del alcalde como presidente de Onda Azul, que no salió adelante porque el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, le apoyó, como hace ya en el gobierno de la ciudad, como explicaron desde este partido. Sí obtuvo los votos a favor del PSOE, Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente. También se aprobó por unanimidad la propuesta socialista para que Martín Alloza demande un mayor presupuesto para la televisión en 2017.

Palacio de Ferias. Disuelven la empresa

Son los misterios de la Casona. ¿Por qué se crea una empresa municipal en 2010, no tiene ninguna actividad y ni siquiera se inscribe en el registro y después de seis años se liquida y se disuelve? Ayer lo explicaban tanto el concejal de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, el que elevaba la propuesta a la comisión de Economía, así como la directora del Palacio de Ferias, Yolanda Aguilar, que se ceñía estrictamente a las cuestiones más técnicas, como reseñó al principio de su intervención.

Aguilar explicó que se cumplía el trámite formal siguiendo las recomendaciones de la Intervención del Ayuntamiento para acordar la disolución y liquidación de la Sociedad Palacio de Ferias de Málaga, que se creó en 2010. En aquella época la empresa contaba con el apoyo de la Cámara de Comercio, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y Unicaja. Como subrayaba Aguilar, tras su creación, no se inscribió en el Registro Mercantil «porque los socios que iban a formar parte, con la crisis económica, no pudieron hacer frente al proyecto», y finalmente le afectó en 2013 la ley de Racionalización de la Administración Local por la que los ayuntamientos no podían crear nuevas empresas. Por tanto, puntualiza, quedaban dos opciones, constituirla o disolverla, y añadía que habían optado por la disolución tras el informe de Intervención.

La edil socialista Lorena Doña subrayó que el Palacio seguía siendo deficitario cuando hay otros organismos de este tipo en España que no lo son. Cortés, por su parte, defendió que el Palacio, cuya actividad está sujeta a Promálaga, no es una empresa que tiene cuenta de resultados sino que sus ferias se dedican desde la crisis al fomento de los sectores, cuya actividad necesita un empujón. Finalmente, la disolución de la empresa inactiva se produjo por seis votos a favor del equipo de gobierno del PP y siete abstenciones de toda la oposición.