Diario Sur

El burro estaba en una situación lamentable, con heridas y sangre en su zona trasera.
El burro estaba en una situación lamentable, con heridas y sangre en su zona trasera. / SUR

Tres días de agonía de un burro en los montes de Málaga

  • Un hombre se encontró al animal abandonado y sus llamadas de petición de ayuda no encontraron la respuesta esperada

“No sé a quién dirigirme. Llevamos desde el sábado intentando rescatar a un burro que está tirado en un carril y no obtenemos respuesta del Seprona ni de absolutamente nadie. Les pido ayuda desesperadamente antes de que caiga la noche, o ese animal se quedará otra vez solo y desamparado”.

El mensaje llegaba hoy al mediodía a SUR. La persona que lo envió, que prefiere preservar su identidad, se topó el sábado con un burro en mal estado mientras hacía ciclismo por los montes de Málaga. Las llamadas a la Guardia Civil o al Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) no obtenían la respuesta esperada. “Ese tema es competencia del Seprona”, les indicó la Benemérita, pero al hablar con ellos les explicaron, según indica F.J.C.C., que hasta el martes no podían personarse en el lugar ya que necesitaban un 4x4 para llegar y no disponían de él ahora mismo.

El tiempo pasaba y la meteorología jugaba en contra del animal. La persona que solicitó la ayuda volvió a personarse hoy en el lugar para intentar tapar con plásticos al burro y evitar que pasara tanto frío. Pero ya era tarde. Varios policías locales del grupo de Medio Ambiente y trabajadores del Refugio del Burrito han ido al lugar y se han visto obligados a sacrificarle. La agonía del animal había concluido.