Diario Sur

Los casos de cáncer bucal en mujeres jóvenes aumentan asociados al sexo oral

Daniel Torres, Eduard Valmaseda y Pablo Galindo, ayer en el Palacio de Congresos. :: sur
Daniel Torres, Eduard Valmaseda y Pablo Galindo, ayer en el Palacio de Congresos. :: sur
  • Los expertos alertan de que ese tipo de tumor guarda relación con una infección de transmisión sexual por el virus del papiloma humano (VPH)

El cáncer bucal crece en las mujeres jóvenes asociado a la práctica del sexo oral, según alertaron ayer expertos que participan en el XIV congreso nacional de la Sociedad Española de Cirugía Bucal (SECIB), evento que se celebra en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga. El copresidente del comité organizador del congreso y profesor titular de estomatología de la Universidad de Sevilla, Daniel Torres, explico que tradicionalmente el cáncer de boca afecta a hombres mayores de 40 años que fuman, beben alcohol y tienen una mala higiene bucal (lo que se conoce como tumor del bohemio), pero que ahora ese cáncer cobra fuerza en personas jóvenes (sobre todo en mujeres) por el sexo oral, práctica que implica el riesgo de una infección de transmisión sexual a través del virus del papiloma humano (VPH).

Torres, al ser preguntado sobre si ha habido un incremento del sexo oral en la sociedad respecto a épocas anteriores, respondió que «los hábitos sexuales cambian con el paso del tiempo. Los actuales no tienen nada que ver con los que había en la llamada moral victoriana». Como modo de prevenir la aparición de un carcinoma en la boca, el profesor de la Universidad de Granada recomendó acudir al dentista de forma periódica, porque a través de exploraciones rutinarias se detectan los tumores. A ese respecto, precisó que el diagnóstico precoz es fundamental para poder atajar un tumor oral (labios, lengua, paladar blando, paladar duro, amígdalas, glándulas salivales, etcétera). Como prevención para frenar el cáncer bucal, por un lado, indicó que debe evitarse fumar y tomar alcohol y, por otro, aconsejó el uso del preservativo en las relaciones sexuales orales.

Problema de salud

El 20 por ciento de los casos de cáncer oral en España guardan relación con una infección por VPH. La tendencia va en aumento. En países como Estados Unidos o Suecia, ese virus es el causante de entre el 70 y el 90 por ciento de esa clase de tumor. «Nadie se cuestiona ya que el cáncer oreofaríngeo asociado al VPH es un problema de salud emergente», manifestó Torres. Ese virus hace que las células de algunas zonas de la cavidad bucal se vuelvan anormales. Al principio ese hecho pasa inadvertido para el paciente, ya que en la mayoría de los casos el organismo se encarga de combatir de forma natural la infección y sólo el 10 por ciento de las personas infectadas desarrollarán lesiones. Si el virus persiste, suele tardar años en progresar de la infección a la formación de una neoplasia (cáncer), aunque no está claro qué otros factores pueden influir en el proceso que desencadena en la presencia de un tumor oreofaríngeo.

La primera arma para combatir eficazmente todos los tipos de cáncer oral es el diagnóstico precoz, señaló Torres. Sin embargo, casi dos tercios de los tumores se detectan en una fase muy avanzada, lo que empeora notablemente el pronóstico. En ese sentido, el presidente de la Sociedad Española de Cirugía Bucal, Eduard Valmaseda, recalcó que los tumores oreofaríngeos se pueden detectar a simple vista. Así aconsejó acudir al dentista de forma rutinaria para evitar males mayores. «Es la vida la que está en juego», precisó. La identificación de lesiones pequeñas permite tratamientos menos lesivos e incrementa la supervivencia. Los expertos recomiendan cumplir con el calendario de revisiones odontológicas periódicas, así como visitar la consulta si se observa que alguna de las siguientes anomalías dura más de dos semanas: úlceras o llagas persistentes o sangrantes, dolor al deglutir, dificultad en el habla, aparición de un bulto o engrosamiento en mejilla o cuello, ganglios inflamados en el cuello, problemas para abrir o cerrar la boca o cambios en la voz.