Diario Sur

El PP se echa atrás de nuevo, ahora en el uso del carril bici por los discapacitados

Cassá y Andrade, en el centro, en la fundación Corinto.
Cassá y Andrade, en el centro, en la fundación Corinto. / Sur
  • Maeso afirma que la moción que impulsó el equipo de gobierno, aprobada por unanimidad, tiene ahora informes técnicos en contra. Se destinan 570.000 euros a los economatos

Las comisiones y el pleno de Málaga llegan a situaciones esperpénticas. Ya no es que que el equipo de gobierno del PP no cumpla las mociones aprobadas cuando no esté de acuerdo y vote en contra, pese a que gobierne en minoría. O que el PP apruebe una moción de otro grupo, salga adelante por unanimidad (institucional), y luego se desdiga con una ‘contramoción’, como pasó el lunes con el genocidio armenio. La última, que es realmente sorprendente, se producía también esta semana en la comisión de Urbanismo, y supone una vuelca de tuerca inaudita. Se trata de que el PPpromueva y presente una moción para que los discapacitados puedan hacer uso de los carriles bici en sus sillas de ruedas, acabe aprobándose por todos los partidos, y tras no cumplirse, la concejal de Movilidad, Elvira Maeso, diga sin despeinarse que no se puede llevar a cabo porque ahora «hay estudios técnicos en contra», cuando anteriormente había estudios técnicos de funcionarios a favor. Vamos, el acabose.

Contestaba Maeso a una comparecencia que pedía el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, sobre esta cuestión, cuando la proponente de la iniciativa, precisamente, había sido su compañera la edil de Accesibilidad, Paqui Bazalo, que con un alegato cargado de sentimiento había conseguido ganarse a todos sus compañeros en el pleno del pasado 29 de abril: «Nosotros podemos decidir si ir en bici o andando. Ellos, no. Tengamos alma, todos somos discapacitados». Ese día, los pasillos de la Casona, tal y como se contaba en esta sección, simularon un ágora griega, donde todos hablaban e intentaban entenderse. El portavoz de la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible, Alfredo de Pablos, les explicaba a los concejales: «Hay niños con cinco años que van en bici por los carriles y yo que soy patrón de yate y conduzco coches, no puedo». Finalmente, se cambiaba la redacción de un polémico tercer punto de la iniciativa entre todos «para que en el plazo de tres meses se incorporase a la actual ordenanza de movilidad el reconocimiento expreso del derecho de las personas con movilidad reducida (a usar el carril bici) y que se regule el uso en igualdad de condiciones al resto de usuarios de la vía», como aparece en las actas de pleno. Unanimidad.

Desde abril nada más se supo. Yfue preguntar Zorrilla para que Maeso, después de siete meses callada, dijese el miércoles que, ahora, la propuesta no es viable porque z< consideran al discapacitado como un peatón que no puede usar los carriles bici, y se ampara también en el informe del Defensor del Pueblo Andaluz de 2008 hecho ex profeso para Sevilla, ciudad en la que, sin embargo, los minusválidos utilizan por derecho los carriles bici, al igual que Granada, Almería, Córdoba, Zaragoza o Pamplona, como explica el líder de IU-Málaga para la Gente.

De Pablos, se mostraba ayer visiblemente enfadado:«No entendí y estaba presente los argumentos que balbuceaba la señora Maeso sin pies ni cabeza. Movilidad nos lleva ninguneando mucho tiempo y nos vamos a hacer escuchar. Málaga era un referente en accesibilidad, pero desde hace ocho años ha caído en un pozo sin fondo. Estamos indefensos y engañados». Maeso, al ver la repercusión de su intervención, explicó ayer a este periódico que pedirán un informe a la Secretaría General sobre la viabilidad jurídica, pero mientras tanto la respuesta es «no es posible».

Andrade y Cassá. 570.000 euros a los economatos

El concejal de Derechos Sociales, Julio Andrade, y el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, visitaron ayer las instalaciones de la Fundación Corinto para escenificar que el Ayuntamiento ha destinado 570.000 euros a la convocatoria de subvenciones a los economatos sociales, cumpliendo así los presupuestos municipales de este año 2016. Estas ayudas están destinadas a facilitar la compra de productos de primera necesidad dirigidos a personas en riesgo de exclusión social.