Diario Sur

NYX Cosmetics abrirá su primera tienda en una de las esquinas de oro de la calle Larios

Aún no han comenzado las obras en el local.
Aún no han comenzado las obras en el local. / Paula Hérvele
  • La empresa del grupo L'oreal, que aún no ha desvelado la fecha de inauguración del local, ocupará el espacio que dejó vacío Violeta

Las incógnitas comienzan a desvelarse. La firma internacional de cosméticos NYX Cosmetics será una de la empresas que se instalarán en la calle Larios tras la reciente oleada de cierres en la principal vía comercial de la ciudad. La empresa norteamericana, aunque adquirida por el grupo L'oreal, ocupará una de las esquinas más deseadas de la calle: el local que hace esquina con la plaza de la Constitución y en el que hasta hace unos meses estaba Violeta, la firma de mujer del grupo Mango.

Aunque de momento no han trascendido muchos detalles sobre la próxima apertura, el local comercial ya está empapelado con carteles de la marca a la espera de comenzar las obras de rehabilitación del local. De hecho, del inmueble, perteneciente al grupo Salsa, colgaba un significativo cartel de 'alquilado', aunque sin especificar el futuro morador. Como ya avanzó SUR el pasado mes de septiembre, NYX era una de las marcas que más fuerte estaba pujando por hacerse con un hueco en la calle. De hecho, en esas fechas sus responsables anunciaron a través de las redes sociales una próxima apertura en la capital aunque sin desvelar la ubicación exacta.

Hasta la fecha, NYX Cosmetic cuenta con cuatro tiendas en Madrid y una en Barcelona, Valencia y Sevilla. La de Málaga será la octava apertura de la marca en España, y se producirá apenas un año después de iniciar su desembarco en Europa. La firma norteamericana abrió su primera tienda europea el 11 de noviembre de 2015 en el madrileño barrio de Fuencarral.

Empresa en crecimiento

NYX fue creada en 1999 en Los Ángeles por la coreana Toni Ko y adquirida por L'Oréal en junio de 2014. A 31 de mayo de ese año, su cifra de facturación ascendía a 93 millones de euros, un 57% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Según detallan sus propietarios, es la primera marca de maquillaje profesional accesible, cuenta con 1.600 referencias en todos los segmentos y se ha convertido en la segunda marca con más seguidores en Instagram, de donde provienen gran parte de sus compradores.

La marca de cosméticos tiene el objetivo de consolidarse como la principal marca para las 'millenials' -menores de 35 años, que ya pesan el 29% del mercado-, y las denominadas 'make up junkies', mujeres adictas al maquillaje que compran entre ocho y 23 productos al año con un gasto medio de entre 60 y 160 euros de media. Hasta la fecha ya hay 2,2 millones de consumidoras bajo este perfil.